• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Instan a los jóvenes a que sean productivos

El ex rector Luis Ugalde señaló que el gobierno bloqueó el valor de la evaluación y de la productividad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la Universidad Metropolitana académicos y empresarios debatieron ayer en el foro Una alianza necesaria para el futuro, sobre cómo las universidades y las empresas pueden recuperar su relación para reimpulsar la productividad en la juventud, cada vez más dispuesta a abandonar el país.

A Venezuela le restan 30 años para aprovechar el bono demográfico, según el cual la población en edad de trabajar es mayoritaria. Anitza Freitez, del Instituto de Estudios Económicos y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, señaló que el país debe aprovechar esta oportunidad con políticas de crecimiento económico sostenido y de mejoras en el desempeño educativo. Por ello, debe crearse un nuevo encuentro entre las empresas y las universidades, en un esfuerzo conjunto para convencer a los jóvenes de que en la productividad también es posible que todos se beneficien, resaltó Luis Ugalde, ex rector de la UCAB.

“Estamos en una encrucijada que se debe resolver en estos meses: concertación o no entre el gobierno y la empresa privada. Si no hay concertación a fondo, no habrá abastecimiento ni perspectiva de trabajo productivo digno. Es necesario que el gobierno entienda esto, pero más importante aún es que lo entienda la muchedumbre para que su clamor sea tal que el gobierno se vea obligado a concertar y a fomentar la empresa productiva. Es cuestión de vida o muerte para 14 millones de trabajadores”, dijo Ugalde.

El también director del Centro de Reflexión y de Planificación Educativa de los Jesuitas señaló que se ha hecho un trabajo sistemático en los últimos 15 años para bloquear tres cosas en la cultura del joven: evaluación, empresa y productividad.

“Ha habido políticas consecuentes: usted no le puede poner un examen al niño y si le pone tiene que pasarlo. Un rector no puede evaluar al que llama a su puerta porque es un derecho constitucional entrar a la Central o a la Simón Bolívar. Por eso pueden llegar a la universidad sin haber tenido profesor de matemática en tercero o cuarto año”, manifestó.

Sobre la forma cómo las universidades pueden contribuir con el sector productivo, autoridades de la UCV y de la USB resaltaron la importancia de ayudar a que los jóvenes entren al campo laboral, lo que no solo debe pasar al final de su carrera.

Se quedan los menos instruidos
Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, manifestó su preocupación porque ante la diáspora de profesionales venezolanos las empresas se han ido quedando con trabajadores que cuentan con un menor grado de instrucción. “Estamos formando profesionales, ingenieros para pagarles no mucho más que un obrero, mientras que en el exterior les ofrecen mejor remuneración. Estamos en un país donde es más rentable ser bachaquero que dedicarse a otra cosa”, afirmó Olalquiaga.

Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, señaló que debe haber un debate en las academias y las empresas sobre la pérdida de valores de los que egresan de las casas de estudio. “En Venezuela hay muy buen talento formado en las universidades públicas y privadas, pero salen con un contenido en el que el valor al trabajo y al esfuerzo va a contrapelo a la Venezuela que tienen hoy en día, en la que predomina la viveza, la audacia y el quítate tú para ponerme yo”, manifestó el empresario.