• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Inestabilidad familiar propicia embarazo precoz en Venezuela

Las ONG Fundana y Construyendo Futuros impulsan una campaña que muestra a maniquíes vestidas de liceístas y embarazadas | Foto:  Williams Marrero / El Nacional

Las ONG Fundana y Construyendo Futuros impulsan una campaña que muestra a maniquíes vestidas de liceístas y embarazadas | Foto: Williams Marrero / El Nacional

El problema del embarazo adolescente no es exclusivo de las clases pobres, ocurre en todos los estratos sociales pero los más bajos representan el 80% del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela es uno de los países del continente americano con más embarazos adolescentes. 23 de cada cien nacimientos es hijo de chicas menores de 20 años y las causas de que exista ese índice de jóvenes madres tienen que ver con el amor que ellas no recibieron, que quieren dar y que esperan sentir.

En 2011 el entonces gobernante de Venezuela, el fallecido Hugo Chávez, señaló que de los 591.303 nacimientos registrados en 2010, más de 130.000 correspondían a madres entre 15 y 19 años y cerca de 8.000 a adolescentes menores de 15, que según los especialistas se deben en su mayoría a abuso de parte de hombres mayores de edad.

El problema del embarazo adolescente no es exclusivo de las clases pobres, ocurre en todos los estratos sociales pero los más bajos representan el 80% del país donde la mayoría de las jóvenes madres se ve obligada a dejar los estudios para cuidar el nuevo hogar.

A la consulta de Medicina Adolescente del Hospital de Niños J.M de Los Ríos de Caracas, centro de referencia nacional, llegan tantas chicas embarazadas como historias que dan cuenta de que no existe una sola causa para la maternidad adolescente, el problema es tan complejo como la sociedad misma.

"Hay algo que se llama transmisión intergeneracional de la pobreza y de las historias familiares. Una abuela adolescente generalmente tiene una hija adolescente, una nieta adolescente. Las tres han sido madres adolescentes", dijo a Efe la pediatra y especialista en embarazo adolescente Saturnina Clemente.

La experta, que forma parte del equipo de médicos del J.M de Los Ríos, señala además que con frecuencia esta muchacha que quedó encinta "está rodeada de otras adolescentes embarazadas y algunas veces parece que compiten a ver cuáles se pueden embarazar".

Las niñas embarazadas que asisten a la escuela ya no son mal vistas y por el contrario son las consentidas del centro educativo y a veces reciben donaciones de canastas y lo necesario para el recién nacido, un afecto inesperado que otras pueden desear.

"Es verdad, la adolescente embarazada está en una condición de vulnerabilidad que hay que acompañar y hay que estar con ellas, pero tenemos que apoyar a la que quiere llevar adelante un proyecto de vida y evita el embarazo", señala la especialista.

Todas las jóvenes embarazadas que ha visto Clemente quieren tener a sus bebés y algunas veces asumen su embarazo como proyecto de vida "porque necesitan afecto, necesitan sentir que es de ellas, y dicen que lo van a cuidar 'como no me cuidaron a mi".

Otra causa del embarazo adolescente en Venezuela es la incapacidad de muchas chicas de negarse a tener relaciones sexuales o negociar el uso del preservativo con la pareja y el temor de ellas a ser rechazadas por ellos. Además, "solo una de 10 sabe usar bien los anticonceptivos", agrega Clemente.

La pediatra y doctora en Ciencias Médicas mención Salud del Adolescente, Enriqueta Sileo destaca, sin embargo, que una vez que esos bebés llegan al mundo, estas mismas chicas se convierten en unas amorosas y responsables madres pese a las muchas e increíbles historias que pueden estar detrás de esa maternidad temprana.

"Por ejemplo, hace poco llegó a la consulta una muchacha y le pregunté que por qué salió embarazada tan joven y me dijo 'es que yo quiero que mi hija reconozca y sepa lo que es el amor de una abuela'. Eso no está escrito en los libros", cuenta.

Los valores "en el barrio" o zonas populares son "un poco diferentes", dice Sileo, y muchas chicas también aspiran tener hijos con los poderosos de la zona, sean estos delincuentes o personas sin formación intelectual pero con dinero que no solo les brindan cierto respaldo económico, sino también seguridad.

La doctora también recibió a una familia muy joven que al ser consultada acerca de las razones del embarazo temprano, el papá adolescente respondió que él quería tener un bebé pues renunció a seguir vendiendo drogas "y el que se mete en ese negocio no puede salir" por lo que quería dejar una evidencia de que "existió en este mundo" antes de que lo mataran.

El pediatra y miembro de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela, José Manuel Francisco recuerda que muchos de esos niños "son hijos del esposo de turno de la mamá de la adolescente, del hermano del esposo de turno o muchas veces producto de relaciones sexuales obligadas".

Francisco, que expondrá el tema del embarazo adolescente en Venezuela durante un encuentro de las academias de medicina de América del Sur que se realizará en 2016, concluye que no se trata de un problema de acceso a preservativos, sino de la falta de "una estructura social que proteja, de un entorno familiar armónico"