• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Incendio se propagó por falta de mantenimiento en subestaciones

El Gobierno acusó a la oposición del siniestro que causó un apagón de más de 16 horas  | Foto: Leonardo Guzmán

El Gobierno acusó a la oposición del siniestro que causó un apagón de más de 16 horas | Foto: Leonardo Guzmán

El fuego afectó los sistemas eléctricos que surten al norte de Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos subestaciones de energía eléctrica fueron afectadas por los incendios ocurridos el lunes en el Waraira Repano. Las llamas se originaron en los sectores Topa de Galindo y Sebucán del Ávila, entre las 4:00 pm y las 10:00 pm, superaron el área de cortafuegos y provocaron el estallido de una tanquilla de Corpoelec. El resultado fue más de 16 horas sin luz en sectores del norte de Caracas.

El despliegue de los cuerpos de bomberos, guardias nacionales y rescatistas de Protección Civil Sucre no impidió que se propagara el fuego por más de 20 hectáreas del Ávila. “La propagación fue violenta. En relación con el incendio en Terrazas del Ávila (donde se encuentra la subestación Tacoa-Boyacá) estamos convencidos de que el factor humano estuvo presente”, dijo William Martínez, jefe de los Bomberos del Distrito Capital.

Para Jesse Chacón, ministro de Energía Eléctrica, la cercanía de los incendios con las subestaciones eléctricas El Convento y Tacoa-Boyacá, que surten al norte de Caracas, no es una coincidencia. "La forma en que ocurre el hecho nos hace suponer que fue provocado, primero porque existen dos elementos en Caracas que reciben la línea de transmisión del Waraira Repano. Primero se produjo un incendio en El Marqués a las 6:00 pm y pudimos controlarlo, y luego otro que se produjo aquí en la Cota Mil en la noche", aseveró.

Ayer, el Ministerio Público informó que designó a la fiscal 88, Luz Mayela Hernández, para determinar si el incendio fue provocado.

Sequía y cuestionamientos. Los incendios en el Ávila son recurrentes en esta temporada. “En noviembre comienza la época de sequía. El Waraira Repano es vulnerable debido al poco mantenimiento y la falta de vigilancia. Eso ha sido denunciado desde hace años”, indicó Cristina Vaamonde, directora de Una Montaña de Gente.

Pero Martínez señaló que el mantenimiento es adecuado en los sitios donde se hallan las subestaciones, mientras que Miguel Matany, jefe de los Bomberos Forestales, asegura que hubo factores que facilitaron la propagación del incendio: temperatura, intensidad del viento y tipo de vegetación.

Iñaki Rousse, ex vicepresidente de la Electricidad de Caracas, advirtió que Chacón, en sus explicaciones sobre el apagón, no dejó clara la efectividad de Corpoelec para atender la contingencia. “Los problemas en la galería de los que habló el ministro parecieran indicar que hubo una falla en los cables subterráneos que atraviesan la Cota Mil”, dijo.

Señaló que esos cables sumergidos fueron instalados en toda la capital por la Electricidad de Caracas cuando era empresa privada, entre los años sesenta y noventa del siglo pasado. “Tenemos la información de que no se les ha hecho mantenimiento ni se han cambiado”, acotó.

En condiciones normales una falla en la subestación Tacoa-Boyacá no habría ocasionado una interrupción del servicio, porque se tendría como alternativa a la subestación El Convento, localizada en la urbanización El Marqués, que también presentó fallas, según Rousse.

Reinaldo Díaz, directivo del sindicato de Corpoelec en la capital, señaló que la falta de mantenimiento en la subestación y sus adyacencias agravó las consecuencias de la falla. “Trabajadores que atendieron la contingencia informaron que en el sitio por donde pasan los cables había mucho monte crecido y basura, materiales altamente combustibles, que empeoraron la situación”.

Un integrante de las cuadrillas de Corpoelec, que solicitó no ser identificado, calificó el incidente de inédito: “Generalmente, en un incendio forestal la interrupción del servicio tarda entre 30 minutos y una hora, pero esta vez se trató de una megafalla por la duración de la falta de luz y de la reposición del servicio en los sectores afectados”.

La Cifra

91 incendios -de más de 5 hectáreas- han ocurrido en el Ávila  desde 2010. Desde el sábado se han reportado 3.

El Dato

La militarización de las subestaciones eléctricas del país fue ordenada el 4 de abril de 2013 por el presidente Nicolás Maduro, para protegerlas de supuestos sabotajes.