• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Iglesia reivindica huelga de hambre estudiantil y pide diálogo

La Conferencia Episcopal Venezolana lamentó la violencia del discurso polìtico / El Nacional

La Conferencia Episcopal Venezolana lamentó la violencia del discurso polìtico / El Nacional

Baltazar Porras dijo que las universidades están ahogadas por falta de recursos y autonomía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Conferencia Episcopal Venezolana opinó que Venezuela necesita que se instale una mesa de diálogo entre el Gobierno y la oposición, para abordar los principales problemas del país y encontrar soluciones. Los sacerdotes consideran que uno de los puntos que requiere con urgencia que se active ese diálogo es el conflicto universitario.

Monseñor Baltazar Porras consideró que, aunque la huelga de hambre es una medida radical, “hay que extremarla”, porque las universidades se encuentran en una situación de acoso.

Aseguró que las casas de estudio están ahogadas, tanto por la falta de dinero como por la pérdida de la autonomía. “Si hay una responsabilidad por parte de quienes están haciendo la huelga, hay una responsabilidad todavía mayor por parte de quienes tienen la conducción del Estado; de oír, de atender, de dialogar para determinar si lo que están exigiendo es lo que nos puede llevar a un consenso”, expresó.

Porras instó a las autoridades y a la sociedad a seguir con mayor atención el conflicto universitario. Sobre la huelga de hambre de los estudiantes en la Nunciatura Apostólica, el nuncio, Pietro Parolin, opinó que no se trata de un espacio propicio y expresó su inconformidad con ese método de protesta, ya que –dijo– en democracia se deben agotar los mecanismos de diálogo. “Mantengo la esperanza de que estén dispuestos a deponer esta actitud”, expresó en relación a Vilca Fernández, el estudiante que aún está en huelga.
 
Reunión. El presidente de la CEV, Diego Padrón, aclaró que la organización no se identifica ni con el Gobierno de turno ni con la oposición, que su único interés es contribuir con propuestas para el país. Dijo que el diálogo que proponen no necesariamente significa coincidencia y reivindicó la crítica constructiva como instrumento para fortalecer ese diálogo.

En la asamblea ordinaria número 100 de la CEV, Padrón informó que se extendió una invitación al ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, para que se una a las reuniones y se aborde el problema de la inseguridad, una de las principales preocupaciones de los sacerdotes. El ministro aceptó incorporarse y se espera que hoy visite la sede de la Conferencia Episcopal.

Padrón lamentó la violencia del discurso político en el país, los escándalos de corrupción, el sufrimiento de los privados de libertad, las consecuencias de las huelgas de hambre en la salud de quienes las realizan, el cierre de las universidades, las dificultades que viven las empresas y los reclamos de los obreros.

Recordó que en enero la Iglesia alertó sobre los problemas de la convivencia democrática en paz, que la vigencia del estado de derecho estaba vulnerada y que el insulto y la amenaza hacían imposible el diálogo. “No hay la disposición de escuchar al otro. El panorama no es nada alentador”, agregó.

Celebró el encuentro entre el papa Francisco y el presidente Nicolás Maduro, y que el sumo pontífice haya recomendado abrir el diálogo con todos los sectores, entre ellos la Iglesia.