• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Hoy se cumple la profecía maya

Para los Mayas Galácticos, el 21 de diciembre se cierra un ciclo de 26.000 años

Para los Mayas Galácticos, el 21 de diciembre se cierra un ciclo de 26.000 años

A las 6:31 am coincidirán el solsticio y el descenso del Espíritu de la Navidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si usted no estuvo pendiente esta mañana, a las 6:31 am, hora del solsticio y también hora del descenso del Espíritu de la Navidad, aún está a tiempo de conectarse con las excepcionales irradiaciones galácticas que se hacen presentes en este día mágico, las cuales son esperadas y anunciadas desde hace milenios por los antiguos astrólogos mayas. Si bien hoy es el día central, predestinado como el inicio de un nuevo gran ciclo humano, los influjos cósmicos originarios alcanzarán las primeras 72 horas. Dedíquese un tiempo para usted mismo, medite y "eleve sus vibraciones", y captará una particular fuerza astral y un alimento para su alma.

Se habla que la civilización maya cimentó su sabiduría en la astronomía; la precisión de sus cálculos es célebre por el rigor casi milimétrico, pero no se dice que ellos también eran astrólogos porque en ese tiempo la astronomía y la astrología era una misma ciencia. Como siempre se repite, el prejuicio de la ciencia actual no se resigna a admitir que los mayas observaban el cielo para aplicar aquí, en la Tierra, la correspondencia entre el macro y microcosmos. La astrología que practicaban intentaba el manejo y la armonización de las emisiones estelares, para que la cultura maya sea una civilización cósmica de luz y paz.

El fundamento de la famosa profecía maya, que hace énfasis en la fecha de hoy, se puede resumir en lo siguiente:

El movimiento de la Tierra conocido como precesión equinoccial, cuyo ciclo es de aproximadamente 26.000 años, coloca el planeta en un lugar especial en el espacio como el que está ahora, desde donde se desprenden 2 grupos de alrededor de 13.000 años cada uno. Uno de descenso que culmina hoy, y otro de ascenso que se origina en este día. Ese punto de corte en el espacio, que marca el fin y el comienzo de dos grandes eras, es un centro magnético especial que recibe las emanaciones del centro de la galaxia, la Vía Láctea. Es posible que se refirieran a la constelación de Orión.

Los mayas no profetizaron el fin del mundo para hoy 21 de diciembre, que además de lo dicho también es fin del 13 Baktún, sino el “Fin de un Mundo”. Fin de una era de oscurantismo y comienzo de una gran era de mayor Luz.

En ese contexto, el Hemisferio Sur del planeta, en particular el continente sudamericano, está predestinado como el más privilegiado. De aquí resurgirán los nuevos mayas con una cosmovisión universalista. Las energías poco a poco se asentarán en esta parte del planeta, incluso en Venezuela. Ese es el motivo por el cual se suscita una depuración. Antes de que se dé la luz, la oscuridad prevalece, y poco a poco surgirán los primeros destellos del amanecer.

El descenso del Espíritu de la Navidad nos trae para hoy un tremendo regalo. El fin de un mundo y el comienzo de una nueva gran Era.