• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Hospitales prometidos tienen 9 años de retraso

Sótano del hospital Pablo Acosta Ortíz/ Eduardo Galindo

Sótano del hospital Pablo Acosta Ortíz/ Eduardo Galindo

Un informe oficial indica que el avance de 5 de 13 centros asistenciales no superó 15%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una y otra vez, funcionarios del Gobierno central han repetido la promesa de culminación de la construcción de los hospitales que comenzaron en 2007, pero ninguna se ha cumplido. Sin embargo, los recursos asignados y los créditos adicionales otorgados para su reimpulso han sido gastados en su totalidad.

El anuncio más reciente, hecho por el presidente encargado Nicolás Maduro desde Apure, sobre la reactivación de la construcción del hospital materno infantil de San Fernando detonó el rechazo de un grupo de sociedades médicas de hospitales y dirigentes sindicales del sector salud, que denunciaron la dilación y la corrupción reinante luego de casi una década de los trabajos.

Carlos Walter, ex ministro de Sanidad, informó que sólo 5 de los 13 hospitales proyectados para ser entregados en 2009 tenían entre 4% y 15% de avance. Sin embargo, se ejecutó por completo el presupuesto asignado.

“Un informe de la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario del Ministerio de Salud recoge la cantidad de dinero gastado en seis de las obras hasta junio de 2011. No hay documentos que expliquen el avance, pero sí admiten que se gastó el dinero”, expresó.

En la lista de edificaciones prometidas en septiembre de 2007 figuran el Hospital General y de Gastroenterología en El Vigía, el Hospital General y Toxicológico de Barinas, el Hospital General de Urología en Valle de la Pascua, el Hospital General Materno Infantil de San Fernando de Apure, el Hospital Cardiológico de Adultos de Montalbán, en Caracas, y el Centro Nacional de Cáncer en Guarenas.

Posteriormente, para 2008 debía empezar la construcción de otros siete hospitales y dos bancos de sangre: el Hospital General de Caumatología de Anaco, el Hospital General y Ortopédico Infantil de San Carlos, el Hospital Solidario del Sur Ernesto Che Guevara, el Hospital General Oftalmológico de Guacara, el Hospital General Neumonológico de Baruta, el Hospital General y Neuroquirúrgico de Santa Teresa del Tuy, el Centro Nacional de Atención a las Adicciones y los bancos de sangre de Montalbán, en Caracas y Maracaibo. De acuerdo con el documento de la Fundeeh se invirtieron más de 872 millones de bolívares en las construcciones empezadas en 2008.

 

Calidad dudosa. El director del Centro de Estudios del Desarrollo, Carlos Walter, recordó que la ministra de Salud anunció cambios estructurales en los proyectos iniciales con la compra de estructuras prefabricadas para acelerar la entrega de las obras.

“Como la ineficacia e ineficiencia no permitió que se culminaran los centros prometidos, el Gobierno recurrió a la compra de hospitales prefabricados para inaugurarlos antes del 7 de octubre, con el agravante de que los están edificando sobre la infraestructura física que ya fue construida”, dijo.

Sonia Cedres de Bello, experta en edificaciones médico asistenciales de la UCV, criticó el cambio en los proyectos y los materiales usados en las edificaciones porque no garantizan su perdurabilidad.

“Con Barrio Adentro IV ocurrió un error fundamental, que fue dar contratos a empresas para construir hospitales, para luego cambiar las empresas que, igualmente, modificaron los proyectos. Por eso hubo tantos retrasos. Además, están construyendo con materiales inadecuados. Están poniendo dry wall en los baños, lo que permite filtraciones y puede contaminar todo”, explicó.

 

Remodelaciones atrasadas. La promesa de 2007 también abarcaba la remodelación de varios centros, entre ellos, el Hospital Materno Infantil de El Valle, que de acuerdo con las denuncias del grupo sólo atiende consultas externas de 7:00 am a 7:00 pm.

En el hospital Jesús Yerena de Lídice se cerraron áreas para su refacción que cinco años después permanecen inactivas.

“Inauguraron Caumatología, pero no hay bañera para los quemados, no hay ascensores para llegar a los quirófanos, la maternidad tiene cinco años cerrada. El Servicio de Anatomía Patológica fue inaugurado, pero no hay cavas. Los médicos escribimos sobre pedazos de papel porque no hay récipes”, denunció Manuel Parra, presidente de la Sociedad Médica del nosocomio.

 

Discuten contratos

Marianela Betancourt, secretaria general del Sindicato Único de Empleados Públicos del Ministerio de Salud, señaló que desde hace 11 años no se firma la convención colectiva que los ampara. Anunció que mañana, a las 10:00 am se reunirán en una mesa de trabajo en el ministerio para discutir las cláusulas contractuales. “Tienen una deuda astronómica de prestaciones sociales y pasivos laborales”, subrayó.

Indicó que los trabajadores son testigos del deterioro de la red hospitalaria y de los incumplimientos en las remodelaciones. Enumeró varias fallas señaladas por los trabajadores la red hospitalaria: en los hospitales Risquez, Vargas, J. M. de Los Ríos, Periféricos de Catia y Coche falta personal y numerosos equipos están dañados.