• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Habitantes de Sucre quieren crear ciudad socialista en Karimao

El grupo llegó desde La Dolorita, Caucagüita, Petare y Mariche | Ernesto Morgado

El grupo llegó desde La Dolorita, Caucagüita, Petare y Mariche | Ernesto Morgado

Provenientes de cuatro parroquias del municipio, los asambleístas dijeron que tienen un proyecto aprobado por Hábitat y Vivienda. Vecinos de la urbanización están preocupados por colapso de servicios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con máquinas desmalezadoras y machetes en las manos, un grupo de alrededor de 300 personas se reunió este sábado en los terrenos del sector Karimao, en la montaña de Parque Caiza, para discutir la construcción de una ciudad socialista en el lugar.

Luego de cruzar por el módulo de Polisucre, descender por la única vía de acceso al lugar, y pasar los galpones de Karimao, donde todavía hoy viven damnificados, una larga fila de carros y motos estaba apostada frente al cerro donde se realizó la reunión de personas que provenían de La Dolorita, Caucagüita, Petare y Mariche.

Un cartel colocado en la entrada de la montaña informaba que el proyecto incluye la construcción de un colegio Simoncito, un módulo de salud, un parque recreativo, una planta de tratamiento de agua, unas canchas, una panadería, una carnicería, además de una ruta comunal y galpones para el cultivo de la agricultura.

Sergia Hernández, líder de la asamblea, desmintió que se tratara de una invasión o toma ilegal del terreno. Agregó que las 402 hectáreas que abarcan ese sector fueron expropiadas en 2007, y, por ende, pertenecen al Estado.

Aunque no tenía algún papel que sustentara sus afirmaciones ni el diseño del proyecto, Hernández aseguró que allí se desarrollará un plan habitacional de gran escala que ya fue aprobado por el Ministerio de Vivienda y Hábitat. “Acá no habrá invasiones. Este es un pueblo que tiene conciencia política y social. ¿Para qué alguien hará un rancho si cuenta con un gobierno que le construirá su vivienda digna?”, interrogó Hernández.

La líder vecinal también es coordinadora de los refugios desplegados en los galpones de Karimao, pero negó que la ciudad socialista sea para los damnificados de esta zona, pues recalcó que estas familias se mudarán a Ciudad Lebrún, un edificio con capacidad hasta para 117 familias.

Antes de concluir la asamblea, en lo alto del cerro, Hernández, añadió que este grupo volverá a reunirse semanalmente en el lugar con el propósito de desmalezar el área, hacer vida social, promover la convivencia y, en definitiva, hacerse presentes en el sitio para fomentar el sentido de pertenencia.

El dirigente del PSUV Boris Burgos también estaba en la asamblea y dijo que acudió para apoyar al pueblo en la conquista de sus derechos. Indicó que la construcción de las 1.600 viviendas se hará por etapas y beneficiará a vecinos de La Dolorita, Caucagüita, Petare y Mariche. Explicó que la policía no podía intervenir pues se trataba de un terreno del Estado y que en modo alguno era una invasión.

Vecinos en contra. El sábado al mediodía ya eran pocos los vecinos de Karimao que permanecían en el lugar para informarse sobre lo que sucedía.

Javier Piñón y Julio de Castro observaban desde la empinada entrada del cerro. Ambos admitieron sentir consternación por la presencia intempestiva de las personas.

Piñón vive en Karimao Country y se percató de la presencia del grupo a las 8:00 am cuando salía de la urbanización. “Pensé que era una invasión pero luego nos dijeron que tenían un proyecto de vivienda. Me sorprende que no nos lo mostraran”, dijo Piñón al comentar que hace dos años hubo un intento de invasión en la misma zona donde antes funcionaba una pista de motocross.

“No podemos hacer nada. Acá vinieron Polisucre y la Policía Nacional pero como les dijeron que la tierra era del pueblo y que supuestamente había un proyecto de Pdvsa y de Vicepresidencia Ejecutiva en desarrollo, se fueron”, dijo Piñón. Mientras que Julio De Castro admitió dudar de la existencia del proyecto: “Creo que más bien hacen presión para que les construyan una vivienda”.

Coromoto Correa vive en uno de los edificios de Mirávila y admitió que está preocupada por el colapso que sufrirán los servicios públicos en el sector: “La Constitución garantiza el derecho a la vivienda. Eso no se discute. Pero qué les dice el Gobierno a los habitantes de los 46 edificios de Mirávila y a las 400 familias de Karimao que temen por sus vidas y que, además, se quedan sin luz un día sí y otro no. ¿Cómo se hará una ciudad allí, en una vía con un solo canal para circular?”, se preguntó Correa.

Vía Tweet
El hecho fue mencionado en las redes sociales, donde la mayoría de los usuarios reflejó temor al creer que se trataba de una invasión. Así lo escribió Reynaldo Antivero en su cuenta @Rantivero: “Están invadiendo en la pista de motocross en Karimao en Parque Caiza según informan”.