• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

HRW pide presión internacional para revocar estado de excepción en Venezuela

Conjuntamente con otras 124 organizaciones, advierte en un comunicado que los poderes concedidos al presidente Nicolás Maduro podrían ser usados para perjudicar el trabajo que desarrollan las ONG y para perseguir e intimidar a defensores de derechos humanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Human Rights Watch (HRW) y otras 124 organizaciones pidieron hoy a la comunidad internacional presionar al gobierno venezolano para que revoque el estado de excepción y emergencia decretado en mayo por el presidente Nicolás Maduro.

En un comunicado firmado por las 125 organizaciones, denunciaron que ese decreto permite al presidente venezolano restringir derechos o suspender la cooperación internacional para organizaciones de la sociedad civil en cualquier momento.

"Estos poderes podrían ser usados para perjudicar gravemente el trabajo que desarrollan las organizaciones de la sociedad civil y para perseguir e intimidar a defensores y defensoras de derechos humanos", lamentaron las organizaciones.

Según las entidades que firmaron el documento, muchas de ellas ubicadas en países latinoamericanos y asiáticos, el decreto firmado el pasado 13 de mayo por el presidente venezolano no cumple con las normas internacionales.

Además, advirtieron que la medida decretada por Maduro puede llevar a la suspensión de las obligaciones que tiene su Ejecutivo para garantizar los derechos humanos de todos los ciudadanos venezolanos.

En particular, se mostraron preocupadas por el futuro de las ONG que trabajan sobre el terreno en Venezuela y que dependen de la financiación exterior para operar de manera independiente al Gobierno.

"Este decreto podría, en la práctica, obligar a importantes organizaciones no gubernamentales del país a cerrar sus puertas o reducir drásticamente su labor", criticaron las organizaciones en el mismo comunicado.

Por ello, animaron a los Estados a participar en la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a partir del próximo 13 de junio para exigir a Venezuela que revoque este decreto "arbitrario e innecesario".

Maduro dijo al firmar el decreto que quiere tener el poder suficiente para hacer frente a un supuesto golpe de Estado en su contra, "estabilizar socialmente" el país y enfrentar "todas las amenazas internacionales y nacionales".