• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Más de 350 niños hospitalizados se han formado en coros y orquesta

Un año cumple el programa Alma Llanera Hospitalario en el hospital J.M de los Ríos y Hospital Cardiológico Infantil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 50 sesiones de quimioterapia a causa de un sarcoma no han impedido que Luis, de apenas 15 años de edad, reciba clases de violín mientras está hospitalizado, o que Rafael, un adolescente también con cáncer, haya calmado su estrés y su angustia porque no sabe qué pasará con su vida, gracias a las horas que le dedica a tocar cuatro; o que el pequeño Francisco se olvide de los pinchazos porque conoce varias melodías al son de las maracas.

Como ellos, más de 350 niños hospitalizados en el hospital J. M. de los Ríos y del Hospital Cardiológico Infantil han formado parte del Programa Hospitalario Alma Llanera, que ofrece a niños, niñas y adolescentes -que reciben tratamiento médico- clases de cuatro, violín, práctica coral, lenguaje musical y percusión, entre otros, con el apoyo del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela a través de la Fundación Musical Simón Bolívar.

El programa que cumple un año de creación ha tenido un impacto positivo en la población infantil y adolescente, principalmente en el área oncológica. El programa de atención incluye a pacientes de cerca de 30 patologías que se atienden en este hospital de referencia nacional.


Todos a tocar. Así como los médicos pasan revista a sus pacientes, también los profesores de música cumplen un horario diariamente dentro del recinto hospitalario para impartir de clases de lunes a viernes. Son docentes de una alta sensibilidad que comprenden la situación en que se encuentran muchos de estos niños. 

Algunos reciben clases en sus habitaciones y los de menos riesgo se reúnen en grupo. De acuerdo con el creador del programa, Marlon Franco, no se trata sólo de fundar en un futuro una Orquesta de Atención Niños Hospitalaria sino también extender el programa a todo el país, y que cada niño que se vaya formando sea integrado al núcleo de orquestas.

Franco dijo que son niños muy motivados y que aprenden muy rápido, lo que los ha llevado a tener miniconciertos y muestras de lo que han aprendido cada dos semanas.

Otra motivación importante es la incorporación de más de 15 médicos, enfermeras y docentes a este programa, donde ellos también aprenden a tocar estos instrumentos musicales y se integran a los conciertos que ofrecen los pacientes.

El  jefe del servicio de Oncología del Hospital J.M. de los Ríos, Augusto Pereira, afirma que la receptividad ha sido muy buena y han encontrado que los pacientes con cáncer han estado muy motivados y eso ha influido no sólo en su estado de ánimo sino también en su salud y tratamiento. “Esta fue una oportunidad nueva para nosotros. La receptividad ha sido muy buena. Los niños nunca habían tenido contacto con la música y en 15 días ya estaban tocando. Con esta influencia vamos a ver mejor una mejor sobrevida”, dijo.

Franco señala que los niveles de ansiedad y estrés han bajado desde que iniciaron en este programa. Entre otros logros, el programa hospitalario Alma Llanera ha logrado conformar  ensambles y grupos corales, no sólo con los pacientes sino con personal médico y representantes de los pacientes.


Ofrecerán concierto

Para celebrar este primer aniversario, el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela organizará un concierto que se realizará el 29 de junio a las 5:00 pm en el centro de Acción Social por la Música, en Quebrada Honda.

La presentación forma parte de los nuevos alcances que suma durante 38 años el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.