• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Gobierno debe duplicar racionamiento eléctrico para enfrentar El Niño

Represa de Guri | Foto: Saúl Rondón

El fenómeno produce sequía en el país | Foto: Archivo

El Grupo Ricardo Zuloaga advierte que para preservar el funcionamiento de la hidroeléctrica del Guri hay que moderar el consumo de energía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La sequía que se ha prolongado en el país por los últimos dos años pone en jaque a los embalses utilizados para el abastecimiento de agua y a los que se emplean para la obtención de energía hidroeléctrica. La acción del fenómeno El Niño, que en Venezuela se traduce en más sequía, agrava el panorama. Víctor Poleo, miembro del Grupo Zuloaga, integrado por expertos y ex técnicos del área eléctrica, advirtió en entrevista con El Nacional que es necesario que se duplique el racionamiento de energía eléctrica en el país para preservar el funcionamiento óptimo la central hidroeléctrica de Guri.

“Hay que añadir de inmediato 2.000 megavatios adicionales a los 2.000 que ya se racionan, y recuperar con urgencia el parque termoeléctrico adquirido en la emergencia eléctrica de 2009 y 2010”, indicó Poleo.

La contingencia respondería al bajo nivel del embalse del Guri. La página web de Corpoelec mostraba el 19 de enero que la cota del Guri se ubicaba en 254,42  metros sobre el nivel del mar. Según Poleo, la cota para el desenvolvimiento normal es de 270 msnm: “Si llegáramos a 240 msnm, el funcionamiento no sería óptimo, sino residual. Lo que nos pone en una situación riesgosa”.

La empresa estatal Hidrocapital escribió en Twitter el viernes: “El Niño no es juego, tómalo en serio. 70% de nuestra energía proviene de la hidroeléctrica”. No obstante, al cierre de esta edición, las únicas decisiones adoptadas por el gobierno para atender los efectos de El Niño tienen que ver con el racionamiento del servicio de agua que activaron a principios de enero, y que deja sin abastecer por seis días algunas zonas del área metropolitana de Caracas. Sobre la energía eléctrica aún no ha habido pronunciamiento.

 
Plan de acción. El Niño es un fenómeno producido por el aumento de la temperatura del océano Pacífico. Las mediciones de la Administración Nacional Océanica y Atmosférica de Estados Unidos indican que en este momento esas aguas están 2,3ºC, en promedio, por encima de su nivel normal.

Ante la emergencia eléctrica de 2009 y 2010, el gobierno decretó en Gaceta Oficial 39332 que las industrias, comercios y residencias debían disminuir el consumo 20%. En 2015, el Ministerio de Energía Eléctrica propuso que ante la “ola de calor” los empleados públicos trabajaran media jornada como plan de ahorro.

“El fenómeno de El Niño es producto de la variabilidad del clima y se presenta más o menos cada cinco años, pero siempre nos agarra desprevenidos. El racionamiento de agua debió empezar el año pasado”, señaló en una entrevista telefónica Abraham Salcedo, jefe del departamento de Hidrometeorología de la UCV.

El retraso de la construcción del sistema Tuy IV, a su juicio, empeora la crisis. Salcedo considera que el gobierno debe planificar sobre dos hipótesis: la primera es que por la sequía prolongada podrían producirse incendios a partir de mediados de febrero cuando vuelva a subir la temperatura; y la segunda es que si se quemó la capa vegetal, en mayo cuando termine la sequía, las lluvias podrían producir deslizamientos: “Debemos prepararnos con vehículos, equipos y personal suficiente para los bomberos. Habilitar más pozos de agua y llenaderos para abastecer camiones cisternas”.
 
¿Qué hacen otros países? Juan Carlos Sánchez, co-ganador del Premio Nobel de la Paz 2007 como miembro del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, dijo por teléfono que una diferencia entre Venezuela y otros países es que aquí los servicios los proporcionan empresas estatales y no hay contraloría por parte del gobierno. “Un estudio del Banco Mundial analizó la privatización de empresas eléctricas en América Latina, entre 1995 y 2005, y en 10 años se privatizaron 40% de las compañías de ese ramo y disminuyeron en 12% las pérdidas de energía”.

Ante El Niño, el gobierno colombiano decretó alerta roja en 20 departamentos por riesgo de incendios y habilitaron cisternas para apoyar a los ciudadanos afectados por los racionamientos de agua.

En Ecuador, donde el fenómeno se manifiesta con fuertes lluvias, solo en la provincia de Santo Domingo disponen de 2 millones de dólares para atender las emergencias por el invierno.En Bolivia, las inundaciones por El Niño ya se han cobrado 14 vidas. El gobierno de Evo Morales movilizó 300 toneladas de alimentos, medicamentos y otros insumos.




Respuestas necesarias

Abraham Salcedo, jefe del departamento de Ingeniería Hidrometeorológica de la UCV, aclaró algunas dudas frecuentes:

—¿Qué es El Niño y por qué se llama así?

El Niño es un fenómeno cíclico en el que la temperatura del océano Pacífico se eleva por encima de lo normal. Ocasiona sequías en algunos países y lluvias en otros. Se llama así porque los pescadores, al ver afectadas sus pescas en diciembre por la temperatura del agua, se lo atribuían a la llegada de “el niño”, aludiendo a la tradición cristiana del nacimiento de Jesús.

—¿La Niña es un fenómeno diferente?

Sí, cuando la temperatura del Pacífico disminuye más de lo normal produce sequías en la costa del Pacífico y en los países al sur del ecuador, pero en otros países, como Venezuela, produce lluvias muy abundantes.

—¿Qué previsiones deben tomar los venezolanos ante la presencia de El Niño?

— El ciudadano debe tomar medidas de ahorro en el consumo de agua y luz. Los que viven en llanos o montañas deben tener cuidado con los incendios que podrían presentarse por la prolongación de la sequía.

—¿Cuando El Niño acabe cesarán inmediatamente los racionamientos de agua y energía eléctrica?

—Aunque se acabe el fenómeno, empiece a llover y el año sea normal, tiene que haber suficientes precipitaciones para que se llenen los embalses.

—¿El calor que hubo en Caracas en diciembre y lo que va de enero, época que solía ser más fresca, tiene que ver con El Niño?

— Explicar el aumento de la temperatura por El Niño no está tan claro. Un porcentaje puede ser posible, pero este tampoco fue el año más caliente de la historia. El cambio climático contribuye y va a contribuir todos los años a que aumente la temperatura. Sin embargo, localmente, el mayor porcentaje de aumento de la temperatura tiene que ver fundamentalmente con la actividad humana: deforestación, y aumento de la construcción, tenemos más asfalto y más calor.

El dato

El fenómeno El Niño, aunque no puede predecirse, se calcula que aparece cada 4 a 11 años. “Sabemos que El Niño efectivamente va a ocurrir cuando la temperatura del océano Pacífico sube a 0,5°C y se mantiene así por tres meses”, explica Juan Carlos Sánchez, ex miembro del Panel Intergubernamental del Cambio Climático. Abraham Salcedo, ingeniero hidrometeorológico, indica que pueden presentarse dos Niños seguidos: “A mediados de año sabremos si se puede presentar un fenómeno La Niña, si se extenderá la sequía o si viene un año con precipitaciones normales”.