• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Gina Rodríguez: “A mi marido lo mataron los colectivos”

Esposa de Sánchez ratificó que llegó vivo a la clínica pero no pudieron salvarlo | Foto Tibisay Romero

Esposa de Sánchez ratificó que llegó vivo a la clínica pero no pudieron salvarlo | Foto Tibisay Romero

La esposa de Guillermo Sánchez desmintió al gobernador Ameliach y negó que su pareja fuera guarimbero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Familiares de los dos civiles que murieron ayer en La Isabelica coincidieron en afirmar que no fueron francotiradores los que asesinaron al estudiante Jesús Enrique Acosta ni al comerciante y profesor de beisbol Guillermo Sánchez. Indicaron que se trataba de motorizados armados que entraron a las zonas residenciales donde no existía ninguna protesta.

Gina Rodríguez, esposa de Sánchez, rechazó los señalamientos del gobernador del estado, Francisco Ameliach, y aseguró que su esposo no era guarimbero, que estaba pintando la casa de su mamá y regresaba a su residencia cuando se encontró con los colectivos motorizados armados, que eran entre 50 o 60 hombres.  “A mi marido lo mataron los colectivos. Llegaron y arremetieron contra todo el mundo. Dispararon a los edificios, nos lanzaban piedras y mi esposo quedó metido entre ellos. Lo llevaron a una clínica, el luchó pero el daño que le habían hecho era irreparable”, dijo.

Rodríguez solicitó  al presidente Nicolás Maduro que haga algo para que  cese el odio. “Todos somos venezolanos, no podemos seguir con este rencor, no somos chavistas y opositores, somos venezolanos todos”.

A Sánchez lo velaron en la funeraria El Espíritu Santo hasta donde llegaron numerosos amigos y jóvenes que recibieron sus instrucciones como profesor de beisbol en ese sector de La Isabelica desde hace cuatro años, cuando regresó a vivir en Valencia luego de haberse ido a Tinaquillo, estado Cojedes. 

Luis Acosta, primo de Jesús Acosta, también responsabilizó de la muerte de su familiar a colectivos armados que entraron en la zona al mediodía: “Ellos se presentaron para dispersar las barricadas y los grupos que estaban allí protestando. Lo que hicieron fue una masacre en el sector siete de La Isabelica, donde hay casas”.  Dijo que su primo de 23 años quería graduarse y seguir viviendo en Venezuela.

A Acosta lo velaban en la casa de su abuela en la calle Magallanes de la urbanización Fundación Mendoza, al sur de la ciudad.

Muchos familiares y amigos acudieron a dar apoyo a los parientes de Acosta, a quien definieron como un joven alegre y optimista, siempre pendiente de su familia y de su novia.

 

Heridos. El director médico de la Clínica La Isabelica, Juan Jiménez, informó que ese centro asistencial recibió el miércoles a cuatro heridos, de los cuales uno falleció: Acosta, estudiante de la UC que llegó como a las 12: 30 pm.

El resto de los heridos fueron Juan Martínez, de 23 años de edad, que recibió un impacto de bala en el muslo izquierdo; Johnny Rica, de 24 años, herido en el glúteo izquierdo, y Luis Peña, de 23 años, que fue herido en parte anterior del tórax.  En la clínica Elohim, también en La Isabelica, ingresaron seis heridos más, uno de ellos Sánchez, que falleció el miércoles al final de la tarde.

El alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola,  solicitó  que la Fiscalía inicie las investigaciones de estas muertes. Mientras que la diputada al Consejo Legislativo de Carabobo Neidy Osal indico que es inaceptable e indignante que sigan reprimiendo a la población de  manera “tan brutal y violenta como ha sucedido en los últimos días, situación que ha dejado personas muertas y heridas, bajo la mirada complaciente de algunos funcionarios de los cuerpos de seguridad”.

La rectora de la UC, Jessy Divo de Romero, responsabilizó al presidente Nicolás Maduro de lo ocurrido en Valencia y reiteró que siguen suspendidas las actividades en esa casa de estudios superiores. Divo de Romero, junto  con el cuerpo rectoral, decanos y representantes del Consejo Universitario, deploró lo que calificó de “silencio complaciente y el verbo del presidente” que, a su parecer, que encierra violencia y fortalece más la división entre venezolanos.

Recalcó su repudio a las acusaciones contra el secretario de la UC, Pablo Aure, quien es señalado por el gobernador Ameliach de generar la violencia en la entidad carabobeña.

Ascendido post mórtem
El capitán de la GNB, Ramsor Bracho Bravo, que fue asesinado entre Mañongo y El Trigal el miércoles pasado, habría estado involucrado en la muerte de la dirigente de Acción Democrática en Machiques, estado Zulia, Eva Carrizo, en el año 2004, según informó desde Miami y a través de las redes sociales el hijo de Carrizo, José Alejandro, quien fue testigo presencial del hecho.