• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Galipaneros advirtieron riesgos por desmontaje de guayas

Galipaneros advirtieron riesgos  por desmontaje de guayas | Foto: Archivo

Galipaneros advirtieron riesgos por desmontaje de guayas | Foto: Archivo

Los vecinos piden ser indemnizados por los cultivos y bienes que perdieron en el siniestro. Alrededor de 200 hectáreas resultaron afectadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aún persisten los focos de incendio en la montaña entre la Loma de Caballo y el sector San Isidro en Galipán. Un grupo de residentes de San Isidro y San Francisco se internó ayer en la mañana para evitar que se propague el fuego hacia la montaña El Lagunazo, que sirve de abastecimiento de agua a las cinco comunidades: San Francisco, San Isidro, San Antonio, Manzanares y San José.

El jueves, mientras desmontaban una guaya del viejo teleférico de La Guaira, se originó un chispazo que causó un voraz incendio que devastó más de 200 hectáreas de vegetación y arrasó con plantaciones de eucaliptos, helechos, pinos y flores. Uno de los que perdió todos sus cultivos es Reinaldo Pérez, quien también perdió las mangueras para el suministro de agua, por lo menos, de 10 familias del sector San Francisco.

Yairy Marín, vocera del consejo comunal San Antonio, informó que hace 15 días se realizó una mesa técnica con los 5 consejos comunales e ingenieros de la empresa Doppelmayr que realiza el proyecto de recuperación del teleférico hacia La Guaira.

“Le advertimos sobre las previsiones por las condiciones de la montaña debido a la sequía y lo que podía causar el desmontaje de las guayas si no tomaban las previsiones. Ellos, desde su experiencia en este tipo de proyectos, alegaron que las medidas de seguridad estaban garantizadas, pero no ocurrió así porque el caos se generó desde el momento cuando desmontaban una guaya en el sector Loma de Caballo”.

Reiteró que los responsables deben indemnizar a los afectados. “Hay mucha resistencia con esta empresa en función que está devastando zonas de montaña y no es garantía para preservar nuestro parque nacional”.

Yadeydi Santana, vocera del consejo comunal de San Isidro, se quejó de que la respuesta de las autoridades fue tardía. “Teníamos las llamas en la montaña frente a la escuela. El humo estaba asfixiando a niños y adultos. Fueron trasladados a la escuela de San Isidro y nebulizados gracias a una enfermera que es vecina y cumplió una gran labor”.

Reiteraron que ni los vecinos ni las autoridades tienen planes para atender emergencias de este tipo.