• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fumigación y abatización deben ser simultáneas

Evitar la acumulación de basura y los contenedores plásticos sin tapa son algunas de las medidas | Foto Archivo El Nacional

Evitar la acumulación de basura y los contenedores plásticos sin tapa son algunas de las medidas | Foto Archivo El Nacional

Expertos insisten en que la comunidad debe involucrarse en la eliminación de criaderos de zancudos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nancy Pérez Sierra, ministra de Salud, informó el martes que los casos sospechosos de fiebre chikungunya aumentaron de 1.239 a 1.700 en el país, y que se detectaron mediante diagnóstico “presuntivo”. “Sabemos que son muchos más”. Luis Montiel, epidemiólogo de Min Salud, declaró en Venezolana de Televisión que la cifra de casos confirmados subió de 398 a 432 pacientes.

La Red de Sociedades Científicas Médicas calcula que el número de infectados con la fiebre africana en Venezuela oscila entre los 65.000 y 120.000.

Pérez Sierra también anunció esta semana que el domingo comenzará el Plan Nacional contra el Dengue y la Chikungunya, en el que tendrán como prioridad los estados y comunidades en los que se ha detectado mayor número de casos confirmados. Dijo que el trabajo debía ser en conjunto entre Min Salud, gobernaciones y alcaldías.

Gustavo Villasmil, secretario de Salud de la Gobernación de Miranda, explicó que para el control de la enfermedad hay que erradicar los criaderos y zancudos adultos del Aedes aegypti y Aedes albopictus, transmisores del virus. “Debe hacerse mediante fumigación y abatización. Las dos cosas en simultáneo, si se hace una sin la otra, no hacemos nada”.

La fumigación es la dispersión de los mosquitos adultos con gas insecticida. La abatización se hace mediante un insecticida sólido, en polvo, que se echa en depósitos de agua, como los tanques de los domicilios, y mata las larvas.

En Miranda, donde se concentra un alto número de casos de chikungunya y varios fallecidos por el virus, el índice aédico promedio (presencia de vectores en hogares inspeccionados) es de 28%. En algunos municipios del Tuy llega a 56%, diez veces por encima del límite internacional establecido.

“Los sitios donde está más dura la epidemia es en los municipios Urdaneta y Brión, las grandes ausentes son las alcaldías”, dijo Villasmil: “En Venezuela el abate lo vendía Agroisleña, ahora hay que buscarlo en pequeñas tiendas agrícolas. Debería distribuirlo el Ministerio de Salud y no lo hace”.

Cooperación. “Hay que hacer una cruzada antimosquito dura”, advirtió Julio Castro, director de Salud del municipio Sucre.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que la fumigación se haga en las horas en las que los zancudos suelen salir a alimentarse: en la mañana, entre 6:00 am y 8:00 am, y en la tarde, entre 5:00 pm y 7:00 pm.

Los municipios Sucre, Chacao, El Hatillo y Baruta articulan esfuerzos junto con la gobernación de Miranda, con apoyo del Distrito Sanitario 7 del Ministerio de Salud. “Convinimos que la prioridad son las zonas en las que en el año pasado y lo que va de este hubo más actividad de dengue”, explicó Castro.

“Esperamos beneficiar a 100.000 habitantes. Abarcaremos zonas rurales, urbanas, el casco histórico y El Calvario”, dijo David Smolansky, alcalde de El Hatillo.

Enrique Montbrun, superintendente de Salud Baruta, aseguró que en ese municipio la política es erradicar el criadero. Agregó que la comunidad tiene un papel fundamental en la erradicación de la enfermedad. “Las bromelias son probables criaderos, hay que tratar de evitarlas. Hay que eliminar los depósitos con agua limpia, cerrar recipientes donde almacenen líquido, y vigilar los desagües de los tejados donde se acumula agua de lluvia”.

En Libertador, la Fundación para la Protección de la Fauna tiene un programa de fumigación diaria en zonas del municipio. También tienen un número -0800MIFAUNA- al que las comunidades pueden comunicarse para pedir asistencia contra mosquitos y otros animales transmisores de enfermedades.

Vargas. En el estado Vargas, donde se registraron dos muertes de pacientes con chikungunya este mes, comenzaron los trabajos. Una comisión de 120 funcionarios de la Dirección de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, la Armada y la Guardia del Pueblo iniciaron una campaña de fumigación y abatización.

Ayer comenzaron en 4 parroquias de las 11 que tiene el estado y que completarán en el transcurso de la semana. Están fumigando día y noche, y haciendo visitas casa por casa ofreciendo a las comunidades abate para que apliquen en sus casas.

En los centros educativos  las jornadas de fumigación han sido intensivas desde el lunes, lo que ha influido en el ausentismo escolar. Se espera que  para la próxima semana estén fumigadas las 305 escuelas del Ministerio de Educación y de la gobernación, y retorne la

confianza en los padres y representantes que han preferido no enviar a sus hijos a la escuela ante la proliferación del dengue y el chikungunya, según Raúl Yemiñami, secretario general de Sitravargas.

Zancudos resistentes
El presidente Nicolás Maduro aseguró el martes que los mosquitos transmisores del dengue y el chikungunya se ha vuelto resistente a los insecticidas.

Matías Reyes, jefe de la sección de Entomología Médica del Instituto de Medicina Tropical de la UCV, explicó que un mosquito crea resistencia al insecticida cuando menos del 80% muere al ser fumigado. “Se recomienda usar una molécula de insecticida por un período de 5 a 8 años y cambiarla”.

Dijo que en Venezuela se utilizan venenos organofosforados y que la recomendación podría ser cambiar a piretroides, luego de haber cumplido con los estudios necesarios y de tener el aval Min Salud y el Instituto de Sanidad Agrícola. “Los equipos que usan los piretroides son diferentes. No podemos permitirnos el cambio de equipos en una situación de emergencia. La solución es mantener la planificación y cambiar paulatinamente”.