• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Francisco Armada deberá afrontar crisis de insumos e infraestructura

Uno de los desafíos del despacho de Salud son los problemas de infraestructura | Foto: Francesca Commissari

Uno de los desafíos del despacho de Salud son los problemas de infraestructura | Foto: Francesca Commissari

El tercer ministro de Salud que nombra Maduro en un lapso de 9 meses asumirá el cargo con una deuda de 300.000 cirugías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde su juramentación como presidente encargado, efectuada en la Asamblea Nacional el pasado 8 de marzo, y tras las elecciones de abril, Nicolás Maduro ha tenido a 3 personas al frente del Ministerio de Salud: Eugenia Sader -quien estuvo a cargo del despacho por más de dos años durante la última parte del gobierno de Chávez-, Isabel Iturria y el recientemente designado Francisco Armada. En los últimos 15 años, 11 ministros de Salud han acompañado el chavismo.

La sustitución de Iturria supone, para algunos especialistas, el reconocimiento del fracaso de la gestión. La médico, quien había sido puesta como ejemplo por su labor gerencial en el Hospital Cardiológico Infantil, considerado por el Estado Mayor de Salud como la fórmula administrativa idónea para resolver la crisis hospitalaria, tuvo que afrontar continuas crisis desde su llegada al ministerio.

Armada recibe la cartera de Salud con 300.000 enfermos en lista de espera por una intervención quirúrgica, 4.500 que aguardan por un trasplante de órganos, con el Sistema de Procura de Órganos y Tejidos paralizado desde hace 2 meses, y una lista de 300 pacientes oncológicos en riesgo de morir por las dificultades de continuar el tratamiento. Además, se contabilizan más de 60.000 casos de malaria y más de 30.000 de dengue.

Carlos Walter, ex ministro de Sanidad, opina que entre los desencadenantes de la salida de Iturria del despacho se cuentan la crisis de los servicios de radioterapia, consecuencia de la gestión de Eugenia Sader; la paralización del Sistema de Procura de Órganos y la permanente carencia de suministros.

La presidente de la Red de Sociedades Científicas y Médicas de Venezuela, María Yánez, considera que el drama que viven los pacientes oncológicos fue determinante para la salida de la ministra. “Los equipos de radioterapia no están funcionando y no se está garantizando la atención”. Cree fundamental que la nueva administración organice los programas de salud para optimizar la atención a esos enfermos.

“El ministro que quiera ser exitoso en salud debe convocar a los médicos y enfermeras que son los protagonistas de los problemas”, expresó la vicepresidente de la Federación Médica Venezolana, Dianela Parra. Reiteró la necesidad de integrar Barrio Adentro al sistema tradicional de Salud, para articular una red sanitaria óptima a través de comisiones de vigilancia epidemiológica, compra y de contraloría.

Manuel Parra, presidente de la Sociedad Médica del Hospital Lídice, considera que Armada debe dejar a un lado el sesgo político con el fin de conciliar soluciones efectivas a la escasez de insumos, la carencia del recurso humano y los problemas de inseguridad. “No sólo se trata de infraestructura, también tenemos deficiencia de especialistas”.  Reitera que es necesario el intercambio de visiones con las universidades y las sociedades científicas.

Experiencia. En opinión de Walter, el ministro cuenta con la formación para encarar los problemas del despacho. Armada es médico graduado en la Universidad Central de Venezuela, con un doctorado de la Universidad Jonhs Hopkins de Estados Unidos. Ejerció como ministro de la cartera entre noviembre de 2004 y enero de 2007. Trabajó como investigador en el área de salud urbana y control del tabaquismo para el Centro de Salud y Desarrollo de  la Organización Mundial de la Salud, en Japón. Desde el pasado agosto se integró, bajo la figura de consejero, al Estado Mayor de Salud.

Entre retos y polémicas

Eugenia Sader. Coronel de aviación y pediatra. Mayo de 2010-abril de 2013

Durante su gestión quedaron inconclusas decenas de trabajos de remodelación y reconstrucción de hospitales públicos y la construcción del Cardiológico de Adultos y el Oncológico de Guarenas.

Su administración estuvo marcada por la crisis de las radioterapias: el vencimiento del contrato de mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos.

Isabel Iturria. Cardióloga. Directora del Cardiológico Infantil. Abril-noviembre 2013

Su gestión se caracterizó por el hermetismo y la poca disposición para negociar con los gremios del sector salud.

La crisis de suministros y problemas de inseguridad hospitalaria se hicieron sentir durante los meses que estuvo a cargo del despacho.

No logró resolver las fallas en los servicios oncológicos.

Francisco Armada Especialista en Salud Pública. Noviembre 2013

Durante su anterior gestión (de 2004 a 2007) se dio impulso a la tarea de institucionalizar Barrio Adentro y afrontó los conflictos laborales de la misión.

El presidente Nicolás Maduro instó a Armada a trabajar para reimpulsar los programas sociales de salud.