• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Francheska y Erlinda, la primera pareja de mujeres reconocida en concubinato en Venezuela

El 13 de junio la pareja logró formalizar su relación de seis años / Foto vía Panorama

El 13 de junio la pareja logró formalizar su relación de seis años / Foto vía Panorama

En dos meses se convertirán en madres de Joshua Sebastián Romero Zambrano 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son jóvenes y ninguna de las dos llega a los 30 años. Hoy, con 27 y 29 años respectivamente, están en un momento de gran plenitud, están juntas y a la espera de un bebé, que nacerá bajo la protección del primer concubinato legal del país entre una mujer transgénero y una mujer lesbiana. No les importa ser señaladas, para ellas “los designios de Dios son perfectos”, reseña el diario Panorama.

“Francheska Romero —nombre legal, Jesús Romero— y Erlinda Zambrano tienen seis años juntas, las desdichas y las complicidades les marcaron un camino en común. A tan solo dos meses se convertirán en madres de Joshua Sebastián Romero Zambrano, a quien colmarán de amor y protegerán del bullying, que saben que, en algún momento, sufrirá, pero estarán ahí para dar la cara por él y para él”, indica la nota.

Panorama indica que Joshua fue el principal motivo para legalizar una relación que por años se manejó de maravillas, que ante las negativas de “las leyes” decidieron darle la espalda a los códigos civiles, incluso a la misma cédula de identidad, donde se registran como identidades legales los nombres de Jesús Enrique Romero Franco y Erlinda Coromoto Zambrano Rodríguez, sexo masculino y femenino.

El 13 de junio la pareja logró formalizar su relación de seis años.

“En un principio, acudieron a varios registros del centro de Caracas, luego dirigieron su cruzada hacia Sabana Grande y La Bandera, donde fueron despedidas entre risas. Siempre consiguieron la misma respuesta: ‘dos mujeres no se pueden casar’. La cédula de identidad era ignorada. No pocas veces peleó Erlinda, alegando la identidad legal de su pareja para cumplir su cometido. ‘Nos llegaron a decir que no se podía porque ella tenía modificaciones físicas, implantes”, comentó Zambrano a Panorama.

Lea la nota completa de Panorama aquí