• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fiscalía investigará profanaciones

Familiares de Gallegos y Medina Angarita consignaron pruebas, incluyendo una carta del Cementerio que certifica el delito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de los ex presidentes Rómulo Gallegos e Isaías Medina Angarita acudieron ayer a la Dirección de Delitos Comunes de la Fiscalía para consignar las pruebas sobre la profanación de las tumbas  en el Cementerio General del Sur con el fin de que se verifique si siguen los restos en las fosas o el estado en el que se encuentran.

Antonio Ecarri, presidente de la Fundación Arturo Uslar Pietri, introdujo fotos de la tumba de la familia Gallegos destrozada y con las fosas abiertas, además de un video que muestra el intento de restauración de la lápida con el cemento fresco el mismo día que se dio a conocer la noticia, pese a que los familiares no autorizaron la medida.

Isaías Medina Felizola, hijo del general Medina Angarita, llevó el documento que escribió la administración del Cementerio General del Sur el martes pasado en el que certifican que hubo una profanación en el panteón donde están los restos del ex presidente y su esposa. Incluyó fotos que constatan que la bóveda y una urna estaban abiertas. Ese segundo caso que ocurrió el domingo pasado fue desestimado por el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, sin verificar la información.

El alcalde de Caracas aseguró ayer que no había profanación y que los restos del ex presidente Gallegos y su esposa seguían enterrados, pese a que ningún funcionario del Ministerio Público ha ido al lugar.

"No sé a quién está tapareando Jorge Rodríguez porque el Código Penal en los artículos 171 y 172 califica la figura de profanación, la cual no se hace solo contra los restos, sino con la tumba. La profanación es un delito y el irrespeto a  un sitio sagrado es una profanación", aseveró Ecarri.

El Código Penal en el artículo 171 castiga con prisión de seis meses a tres años a quien cometa actos de profanación o despoje los restos de un cadáver. En el apartado siguiente se expresa que si el hecho fue cometido por el administrador o celador de un cementerio la pena se aumentará en una tercera parte.

El diputado Richard Blanco elevará  a la plenaria de la Asamblea Nacional las irregularidades en la administración y los  delitos que hay en el camposanto.