• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fiscalía malasia investiga a cura católico por defender uso de la palabra Alá

El padre Lawrence Andrew, contra el que se han presentado 109 denuncias, se enfrenta a un delito de sedición por afirmar el pasado 27 de diciembre en un artículo que los feligreses del estado de Selangor seguirán usando Alá con o sin permiso oficial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Fiscalía de Malasia investiga a un sacerdote y editor católico por defender que los cristianos del país puedan utilizar la palabra Alá para referirse a Dios, informan medios locales.

El padre Lawrence Andrew, contra el que se han presentado 109 denuncias, se enfrenta a un delito de sedición por afirmar el pasado 27 de diciembre en un artículo que los feligreses del estado de Selangor seguirán usando Alá con o sin permiso oficial.

Andrew, editor del semanario católico Herald, testificó ayer ante la Policía de Selangor, en el sur del país, donde más del 50 por ciento de la población practica un islam en su mayoría de tipo moderado.

El religioso desafió a las autoridades islámicas locales cuando anunciaron que enviarían cartas a las iglesias cristianas para recordarles que se les prohíbe el uso de la palabra Alá para no confundir a los musulmanes.

Sin embargo, el padre católico defendió que la orden va contra la libertad religiosa enmarcada en la Constitución y precisó que el asunto sobre el uso de la palabra de origen árabe se encuentra aún en los tribunales.

El pasado 2 de enero, las autoridades de Selangor se incautaron de 350 biblias en las versiones en las lenguas locales bahasa e iban en la sede de la Sociedad de la Biblia de Malasia por utilizar la palabra Alá, que en árabe significa Dios.

El uso de este vocablo por los cristianos malasios e indonesios se remonta a la traducción del hebreo Elohim (Dios) como Alá en la versión malaya de la Biblia por el misionero Francisco Javier, quien viajó por tierras asiáticas en el siglo XVI.

El pasado octubre, el Tribunal de Apelación negó al rotativo Herald el permiso para utilizar la palabra Alá, tras aceptar un recurso del Gobierno contra una sentencia previa del Tribunal Supremo, cuya autorización provocó una oleada de violencia contra iglesias cristianas en 2009.

Cerca del 60 por ciento de los 28 millones de malasios practica el islam, en su mayoría moderado, mientras que el resto profesa el budismo (19%), cristianismo (9%), hinduismo (6%), taoísmo (2,6%) y religiones minoritarias.