• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fetrasalud: “Los trabajadores de la salud no podemos vivir con un salario de hambre”

Hospital José María Vargas | Foto: Archivo

Hospital José María Vargas | Foto: Archivo

Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud Fetrasalud (Fetrasalud), aseguró que más de 11.000 médicos especialistas han abandonado el sistema de salud pública por los bajos sueldos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud) convocó una protesta, este lunes a las 10:30 am, en el hospital Dr. José María Vargas, en Caracas, para exigir la firma del contrato colectivo de los trabajadores en los hospitales y un ajuste a los salarios.

Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de Fetrasalud, indicó que el Ministerio para la Salud centralizó la nómina de trabajadores de los hospitales. Denunció que los recibos de pago tienen una cantidad que no se reflejan en los depósitos mensuales.

Zambrano explicó que los obreros del hospital cobran entre 4 mil y 9 mil bolívares quincenalmente, dependiendo del turno, monto que no se ajusta a la realidad económica del venezolano.

“La Constitución dice que los ciudadanos deben recibir un sueldo proporcional  a los costos de la canasta básica y a la inflación que vivimos. La mayoría de los trabajadores de este sector son mujeres, así que están perjudicando a la familia venezolana, a las madres venezolanas”, expresó el dirigente gremial.

Señaló que más de 11.000 médicos especialistas han migrado del sistema de salud pública por los bajos sueldos, pésimas condiciones de higiene y seguridad. “Vamos a iniciar protestas desde nuestro sector para exigir la indemnización de aquellos que velan por la salud de los venezolanos. El llamado no es solo al Ejecutivo, también a la Asamblea Nacional para discutir una ley que ajuste los sueldos a la realidad”, agregó.

Denunció que las aseguradoras privadas asignan 2% de sus ganancias al Ministerio de la Salud, la cual debería ir destinado al sistema de salud pública. Sin embargo, ese impuesto también fue centralizado por lo que desconocen a dónde son enviados esos recursos.