• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fermín Rada estudia el páramo venezolano para ayudar a su preservación

El investigador diseña modelos para analizar el cambio climático | Foto Alexandra Blanco

El investigador diseña modelos para analizar el cambio climático | Foto Alexandra Blanco

Fue reconocido con el premio Lorenzo Mendoza Fleury por sus estudios sobre estrés ambiental en plantas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El estrés ambiental al que puedan ser sometidas las plantas es de los temas que más interesan a Fermín Rada, sobre todo si se trata de especies que viven en el páramo venezolano. Las investigaciones que ha realizado en ese campo fueron reconocidas la semana pasada por la Fundación Polar, que le otorgó el premio a la ciencia Lorenzo Mendoza Fleury.

Sobre su etapa de estudiante, Rada considera que lo hizo “todo al revés”: cursó la licenciatura en Biología en la Universidad de Maryland, Estados Unidos, y volvió a Venezuela para hacer el posgrado. Aunque en principio le atraía la fisiología de plantas, terminó por elegir Ecología Tropical en la Universidad de los Andes. Su tesis de maestría versa sobre los mecanismos de congelamiento de plantas de páramo. “Quería entender el ambiente del páramo y cómo respondían las plantas a él. Era muy poco lo que se había hecho sobre eso hasta entonces”, relata el experto. Además ha trabajado con la ecofisiología del café, el plátano y la papa.

El análisis del cambio climático es a lo que se dedica en este momento, específicamente de sus consecuencias sobre las altas montañas tropicales. “Busco predecir hacia dónde van esas comunidades en caso de tener cambios de temperatura. Todos lo modelos pronostican que va a haber una disminución de agua en precipitaciones. Los frailejones son muy sensibles a la falta de agua; eso podría llevar a la reducción de la especie. Es de las formas de vida más susceptibles”, advierte.

Rada recuerda que los páramos tienen mucha importancia más allá del turismo. “Son ecosistemas únicos en el mundo. Solo se encuentran en Venezuela, Ecuador, Colombia y en una parte de Bolivia. Son un gran reservorio y debemos ir hacia la protección de esos lugares”.

El científico es parte del Instituto de Ciencias Ambientales y Ecológicas de la ULA. “Hay otros especialistas que trabajan con el paisaje, reciclaje de nutrientes, ciclo del agua”, dice Rada sobre el equipo que se preocupa por tener una idea clara de la vida del páramo para preservarlo.

El estrés ambiental al que puedan ser sometidas las plantas es de los temas que más interesan a Fermín Rada, sobre todo si se trata de especies que viven en el páramo venezolano. Las investigaciones que ha realizado en ese campo fueron reconocidas la semana pasada por la Fundación Polar que le otorgó el premio a la ciencia Lorenzo Mendoza Fleury.

Sobre su etapa de estudiante, Rada considera que lo hizo “todo al revés”: cursó la licenciatura en Biología en la Universidad de Maryland, Estados Unidos, y volvió a Venezuela para hacer el postgrado. Aunque en principio le atraía la fisiología de plantas, terminó por elegir Ecología Tropical en la Universidad de Los Andes. Su tesis de maestría versa sobre los mecanismos de congelamiento de plantas de páramo. “Quería entender el ambiente del páramo y cómo respondían las plantas a él. Era muy poco lo que se había hecho sobre eso hasta entonces”, cuenta el experto. Además ha trabajado con la ecofisiología del café, el plátano y la papa.

El análisis del cambio climático es a lo que se dedica en este momento, específicamente de sus consecuencias sobre las altas montañas tropicales. “Apunto a predecir hacia dónde van esas comunidades en caso de tener cambios de temperatura. Todos lo modelos predicen que va a haber una disminución de agua en precipitaciones. Los frailejones son muy sensibles a la falta de agua, eso podría llevar a la reducción de la especie. Es de las formas de vida más susceptibles”, advierte.

Rada recuerda que los páramos tienen mucha importancia más allá del turismo. “Son ecosistemas únicos en el mundo. Sólo se encuentran en Venezuela, Ecuador, Colombia, y una parte de Bolivia. Son un gran reservorio y debemos ir hacia la protección de esos lugares”.

El científico es parte del Instituto de Ciencias Ambientales y Ecológicas de la ULA. “Hay otros especialistas que trabajan con el paisaje, reciclaje de nutrientes, ciclo del agua”, dice Rada sobre el equipo que se preocupa por tener una idea clara de la vida del páramo para preservarlo.