• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fe de los caraqueños se hizo sentir en el Camino de Santiago

En la Iglesia Cristiana Ortodoxa Rumana, en La Lagunita, los participantes oraron porque la paz reine en el país | Foto: Omar Veliz

En la Iglesia Cristiana Ortodoxa Rumana, en La Lagunita, los participantes oraron porque la paz reine en el país | Foto: Omar Veliz

Calcularon la participación de al menos 3.000 personas en la Peregrinación por la Paz, en la que fueron beneficiados con la indulgencia plenaria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer frente a la Iglesia Cristiana Ortodoxa Rumana, en La Lagunita, a las 11:00 am un grupo de personas hacía fila para entrar y recibir la bendición del sacerdote. Mientras esperaban, algunos se organizaron en círculo y con rosarios en mano elevaron una oración por la paz de Venezuela.

Por vez primera este templo, de gran riqueza arquitectónica, formó parte de la ruta del Camino de Santiago de El Hatillo, tradición que este 2016 llega a su undécima edición organizada por la Cofradía del Apóstol Santiago en Caracas y la Alcaldía, a través de Viva El Hatillo. La actividad religiosa, que constó de un recorrido por ocho templos, en esta oportunidad inició con la misa de Envío de los Peregrinos en la parroquia La Anunciación del Señor, en La Boyera a las 7:30 am.

Isolda Heredia, presidente de la Cofradía, calculó que al menos 3.000 personas se registraron este año para participar, en la que obtenían el beneficio de la indulgencia plenaria otorgada por el cardenal Jorge Urosa a esta actividad, esto es el perdón de las culpas de los peregrinos.

“Yo creo que la gente anda en búsqueda de paz interna, de encontrarse con otros y tener espacios para compartir la fe colectiva”, señaló. “Acá prevalece un clima de solidaridad y cooperación, la gente manifiesta sus necesidades espirituales. Esto es un ejercicio de ciudadanía, que es importante rescatar, en donde convergen lo religioso, lo cultural y lo turístico”, añadió.

Heredia también recordó que la celebración de Santiago Apóstol se lleva a cabo en el marco del aniversario 449º de Caracas, en el que se invitó a la gente a asistir con ropa cómoda y en familia.

Clara Rodríguez, residente de San Antonio de los Altos, comentó que se animó a asistir porque su hermana y su prima habían venido en otras oportunidades. “Voy a orar porque salgamos de esta oscuridad y en el país reine la luz y el bien”, dijo.

 

Escultura sacra

Feligreses admiraron la escultura de la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, elaborada por el arquitecto Isaías Villarreal | Foto: Omar Veliz

 “¡Buen camino, peregrino!”, decían a los feligreses que avanzaban a la cuarta parada de la ruta, el Parque La Paz. En el camino, algunos de los participantes se detenían a contemplar la escultura urbana de la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, realizada por el arquitecto y escultor Isaías Villarreal, quien compartió una oración con los que se acercaban.

“La Virgen es un símbolo de fe para los peregrinos. En este momento la gente está muy necesitada de que le aviven la fe y la esperanza, de compartir espacios sanos y reencontrarse con la ciudad”, dijo Estrella Villarreal.

Las siguientes paradas se encontraban en la capilla de El Calvario, el Seminario Santa Rosa de Lima, la capilla Virgen del Valle en la Universidad Nueva Esparta y culminaría en la parroquia María Madre del Redentor, ubicada en Los Naranjos.

El alcalde David Smolansky, que también realizaba el Camino de Santiago, expresó que este año dedicaban la peregrinación “a Pancho y a Gabo”, dos servidores públicos de la alcaldía, que llevan cinco semanas presos en la cárcel 26 de Julio, en el estado Guárico. “Oramos para que queden en libertad, para que en Venezuela haya justicia, para que no se reprima o encarcele a nadie por su forma de pensar”, dijo.

En la logística también se contó con la presencia de Hatillo Salud, Protección Civil, Polihatillo y la Dirección de Transporte. “Queremos que todo fluya con normalidad, que la gente se sienta segura y que así podamos sentir que este es el país que nos merecemos”, añadió el alcalde.