• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

En Fe y Alegría tienen 135 días esperando el aumento

Con pancartas y consignas, trabajadores de Fe y Alegría pidieron al ministerio que honre el pago de sus beneficios | Foto Johanna Valero

Con pancartas y consignas, trabajadores de Fe y Alegría pidieron al ministerio que honre el pago de sus beneficios | Foto Johanna Valero

Frente al ministerio pidieron la aprobación de recursos para la cancelación oportuna de sus beneficios salariales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una concentración a las 9:30 am en la iglesia Nuestra Señora de Las Mercedes, en la parroquia Altagracia del municipio Libertador, marcó el inicio de una protesta pacífica de docentes, personal administrativo y obrero que integran el Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social de Fe y Alegría para pedir que se les honre el pago de sus beneficios salariales aprobados por el Ejecutivo nacional.

Poco más tarde, más de 300 personas de Caracas, Miranda, Valencia y Maracay con tambores y consignas se movilizaron hasta el Ministerio de Educación para exigir al ministro Rodulfo Pérez que cumpla con lo establecido en la I Convención Colectiva Única, de acuerdo con el convenio entre el ministerio y la Asociación Venezolana de Educación Católica en 1990.

Pese a que en marzo se firmó el documento de los trabajadores adscritos a ese cartera, que beneficia a la nómina de 630 escuelas subvencionadas de AVEC y las 170 de Fe y Alegría, aún no han recibido el pago del aumento de salario de 55% correspondiente a marzo ni el ajuste de 10% de junio ni los demás beneficios como primas geográficas, transporte, antigüedad y una compensación de 10.000 bolívares.

Frank Capote, docente de educación media en la Escuela Básica Luis Cañizales, localizada en el 23 de Enero, exigió un salario justo y sin retraso, así como la aprobación de recursos para pagar a los 12.181 empleados que imparten educación a 350.000 niños, niñas y adolescentes a escala nacional.

El logo de Fe y Alegría se destacaba entre las pancartas de la protesta. En una de ellas se leía: “Esperando más de 135 días por nuestro pago”.

Rafael Peña, director de la Escuela Técnica San José Obrero, en Antímano, señaló: “El Estado debe aportar beneficios a través de la subvención de los colegios católicos que reconoce a las escuelas como aliados en la función de educar”.