• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fapuv afirma que bandas parapoliciales atentan contra las casas de estudio

Quemaron a muñeco del ministro Calzadilla/Cortesía

Quemaron a muñeco del ministro Calzadilla/Cortesía

Manifestantes realizaron un velorio simbólico en Carabobo y quemaron a Judas Calzadilla en Miranda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ante la crisis que ha paralizado 13 universidades autónomas nacionales y frente a la negativa del Gobierno a responder a las exigencias del sector, la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela ratificó la continuidad del conflicto y reiteró su radicalización.

Luego de efectuar ayer una reunión extraordinaria de la junta directiva, la presidenta de Fapuv, Lourdes Ramírez de Viloria, señaló que los docentes se encuentran a la espera de que el presidente Nicolás Maduro fije la fecha, la hora y el lugar de la reunión que sostendría con el sector universitario junto al ministro Pedro Calzadilla.

Culpó al Gobierno por los hechos violentos de los últimos días contra la UCV, UCLA, UNEG, LUZ, Unexpo y ULA, y denunció que esas acciones son dirigidas por bandas parapoliciales.

“Responsabilizamos a esas bandas violentas de que no se materialicen algunos procesos muy importantes para el sector estudiantil, en vista de que no está garantizada en las universidades la integridad fisica de los profesores”, puntualizó.
Ramírez de Viloria insistió en su rechazo a la convención colectiva debido a que niega las normas de homologación, instrumento que considera legítimo.

“El levantamiento de este conflicto pasa por la consulta de nuestras bases y el acuerdo con el movimiento estudiantil, una vez que hayamos logrado nuestros objetivos, tanto los docentes como los estudiantes. De otra manera, el conflicto se mantiene con las mismas características, radicalizándose con acciones de calle”, sentenció.
 
Queman a “Judas Calzadilla”

Como medida de protesta para alertar a la población sobre la crisis universitaria, un grupo de estudiantes del Instituto Pedagógico de Miranda José Manuel Siso Martínez, perteneciente a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, quemó ayer un monigote de dos cabezas, que representaban los rostros del ministro de Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, y del viceministro de Políticas Estudiantiles, Jehyson Guzmán, en la avenida principal de La Urbina, frente a la sede educativa.

“¡Fuego! ¡fuera!”, gritaron los estudiantes al tiempo que las llamas y los juegos pirotécnicos consumían la marioneta de tela, que sostenía varios billetes de 100 bolívares y pequeños carteles que rezaban frases como: “Los estudiantes se graduarán en 2021 por culpa mía”, “No hay becas” y “No hay crisis”.

La quema fue acompañada de un documento que simulaba ser el testamento de Calzadilla, a quien denominaron “ministro de la antieducación”. 

“Las 30 monedas de plata que me dieron para entregar al maestro las voy a donar a los miles de estudiantes universitarios, profesores, obreros y administrativos, que han perdido la voz por reclamar sus reivindicaciones”, indicaba el testamento.

Conan Quintana, secretario de Actas y de Correspondencia de la Federación de Centros de Estudiantes de UPEL-Miranda, afirmó que la quema del muñeco, al que denominaron “Judas Calzadilla de Guzmán”, simboliza la incompetencia del ministro de Educación Universitaria, a quien consideran el único responsable de la paralización de las actividades.

El dirigente estudiantil aseguró que una de las unidades de transporte incendiadas en la UCV el pasado 19 de junio por encapuchados, era la única con que contaba la UPEL-Miranda. Denunció que más de 600 estudiantes de Educación Física, Geografía e Historia se han visto afectados por la falta del autobús.

“Exhorto a la fiscal general de la República y a la defensora del pueblo a que opinen sobre los hechos violentos que ocurrieron en la UCV. Todavía no hay responsables sobre la quema de nuestro transporte”, expresó.

Los alumnos de la UPEL-Miranda solicitan el aumento del costo del plato del comedor universitario a 45 bolívares, el incremento de las becas a 800 bolívares y la creación de rutas de transporte.
 
Velorio simbólico

Profesores y estudiantes de la Universidad de Carabobo se vistieron de negro para realizar un velorio simbólico de las casas de educación superior, de ser aprobada la nueva convención colectiva propuesta por el ministro Pedro Calzadilla.

“Perdona al ministro, Señor. Perdona al ministro, perdónalo, Señor”, corearon. Roberto Alvarado, primer vicepresidente de la Asociación de Profesores de la UC, refirió que la acción forma parte de la picaresca universitaria. “Es el funeral de la nueva normativa laboral que rechazamos”, dijo.

Agregó que no pueden aceptar esa propuesta gubernamental, pues, a su parecer, se trata de una burla socioeconómica. “Ellos pretenden que entreguemos la universidad, la autonomía universitaria”, expresó.

Alvarado reiteró el llamado al ministro para que se siente a hablar con la Fapuv, organización que representa a más de 40.000 profesores.
José Francisco Jiménez, empleado administrativo de la UC, dijo que su sector también rechaza la normativa laboral.

“Consideramos que los aumentos allí establecidos no se corresponden en nada con la aspiración del sector administrativo en relación con la inflación”, agregó.

Encadenados

Dos alumnos de la UC, Jhoandry Romero y Kelvis Barrios, ambos estudiantes de Educación, se encadenaron ayer en la sede de la APUC, junto al joven que lo hizo el lunes, Alejandro González.

Romero dijo que se unía a la protesta porque en repetidas ocasiones la Fapuv y la APUC han violado su derecho de recibir clases: "Se puede decir que llevamos cuatro semanas de paro”.

González, por su parte, expresó que estaban en la acción unidos sin diferencia de toldas políticas. “Esto no lo estamos partidizando porque todos queremos clases”, aclaró.