• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Comunidad sexo género diversa criticó que “malandros” tengan viviendas y ellos no

10 familias homoparentales, quienes se identificaron como revolucionarios chavistas,  estuvieron protestando en las adyacencias de la Asamblea Nacional para exigir asignación de viviendas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos 10 familias de la comunidad sexo género diversa informaron que han sido desalojados de sus viviendas por su condición sexual, es por ello que durante la mañana de este martes se apostaron, en son de protesta, frente a la Asamblea Nacional (AN) para exigir la asignación inmediata de una casa o solución habitacional.

El caso más reciente fue el de Koddy Campos y Leandro Viloria, pareja gay que vivía arrendada en un edificio ubicado en Sábana Grande. Ellos indicaron que el 9 de septiembre fueron violentamente sacados de su casa porque, según sus testimonios, “eran dos maricos viviendo juntos”.

Campos exigió al Estado la incorporación homoparental a la Gran Misión Vivienda Venezuela, debido a que no son considerados como familias.

“No hay legislación a favor de las parejas del mismo sexo. Fuimos desalojados por el Sunavi el 9 de septiembre, de forma violenta, porque éramos dos hombres viviendo juntos en un apartamento”, comentó.

Aseguró que los efectivos policiales, quienes además se encontraban armados durante el desalojo, ignoraron la normativa emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que estipula la prohibición del desalojo en el país.

“La normativa también tipifica que si una familia es desalojada de una vivienda debe ser enviada a un refugio o vivienda en 80-90 días y nada de esto sucedió. Nos encontraos en la calle. Nos robaron todas nuestras pertenencias y equipos, desde el champú que usábamos hasta nuestros títulos universitarios”, señaló.

Campos se preguntó cómo es que durante los Operativos Liberación del Pueblo (OLP), realizados en la Gran Misión Vivienda, 1.400 personas desalojadas, entre ellos criminales y delincuentes, lograron obtener vivienda y ellos por formar parte de la comunidad sexo género diversa no .

Destacó que en el apís hay misiones dirigidas a animales como perros y gatos y para los Lgbti no hay.

“Tengo un hijo de 8 años con discapacidad que también fue sacado de mi casa, hay otra compañera transexual que tiene una sobrina y fueron botadas de su vivienda”, apuntó.

Exigieron que se realice un censo para que se conozcan cuantas personas sexo género diversas viven en Venezuela, para de esta manera incluirlas en la Gran Misión Vivienda.

“Cómo es posible  que el Estado no garantice una vivienda digna y no nos tome en cuenta. Exigimos que se realice un censo para determinar cuántas familias homoparentales hay en Venezuela para que se nos reconozca como tal”, manifestó.

Por su parte, una de las compañeras de los protestantes, Molly Aguirre, de 50 años de edad, rechazó la medida tomada días atrás cuando Campos y Viloria fueron desalojados de su vivienda.

Indicó que en Venezuela no hay estadísticas que informen cuántas lesbianas, homosexuales, transexuales y bisexuales, entre otros, viven en el país. 

Recordó que llevan años exigiendo que el matrimonio igualitario sea aceptado, además, que sus derechos como comunidad homosexual sean reconocidos.