• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Faltan vacunas para prevenir zoonosis

Veterinarios señalan que la carencia de dosis contra la rabia y otras enfermedades transmitidas de animales a humanos pone en riesgo el control de infecciones. También hay fallas en reactivos para detectar nuevos casos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De un total de 20 centros de medicina veterinaria consultados en Caracas entre el 18 y el 20 de febrero, solo en uno de ellos disponían de contadas unidades de la vacuna antirrábica, inmunización que debe ser suministrada a los perros y gatos anualmente.

El descuido en las políticas de vacunación de mascotas pone en riesgo el éxito alcanzado en el control de enfermedades como la rabia urbana en el país. De acuerdo con los datos del último boletín epidemiológico publicado por el Ministerio de Salud, hasta el 1° de noviembre de 2014 se contaban 292 semanas; es decir, unos 5 años y medio, sin el registro de casos de la enfermedad en humanos.

“La vacuna antirrábica es obligatoria y al no estar presente se corre el riesgo de diseminación de la rabia que es mortal para humanos y perros. Los casos sospechosos son de notificación obligatoria, pero ha habido fallas también en la dotación de reactivos de laboratorio para detectarla”, indicó Adriana Méndez, directora del Instituto de Medicina y Cirugía Experimentalla UCV.

Una especialista en Veterinaria que labora en una clínica del ramo en El Hatillo y que pidió el resguardo de su nombre, confirmó la escasez: “Lo que tenemos es lo que le queda del año pasado. Me alcanza para dos meses más o menos. No se cuándo se pueda volver a comprar porque el proveedor ya advirtió que no han podido importarlas por el problema con las divisas”, apuntó.

En la lista de vacunas escasas también se encuentra la séxtuple canina, que inmuniza contra seis enfermedades, entre ellas, la leptospirosis otro mal que pueden transmitir los animales a los humanos cuando entran en contacto con la orina infectada del animal. 

Baja prevalencia. Noél Veliz, veterinario experto en Epidemiología y Salud Pública, descartó la posibilidad de que ocurra un brote de rabia urbana en un futuro cercano debido a los cuidados de los que ha sido objeto la población de riesgo.

Precisó que para que esa situación de control se mantenga es necesario continuar con la vacunación de perros y gatos.

“La prevalencia de la rabia ha disminuido en el país. Hay zonas en los todavía es endémica. Siempre habrá riesgo, por eso es importante vacunar como medida de prevención”, agregó.

El especialista señaló que aun cuando el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud indica un silencio epidemiológico, el término no significa que no hayan ocurrido casos.

“Puede haber silencio epidemiológico porque no se notificaron los casos, aunque es obligatorio hacerlo. La vacuna tiene un tiempo prolongado de inmunidad, lo que supone un grado de seguridad que no se debe descuidar”, precisó.

La Federación de Veterinarios Europeos indica que 61% de las enfermedades en humanos provienen del contacto con los animales.

Encefalitis equina
La falla de vacunas para animales no solo afecta a los de tipo doméstico, también a los caballos.

El veterinario Carlos Rodríguez Garantón, ex director de los Servicios Veterinarios de los Hipódromos de venezuela, denunció que el Instituto de Nacional de Salud Agrícola Integral descuidó hace dos años la inmunización contra la encefalitis equina.

“No hay vacunas para encefalitis equina en Venezuela. Deben colocarse a los potros a los 15 días de nacidos y una revacuna 15 días después. Luego corresponde hacerlo una vez al año. Eso no debería ocurrir, pero pasa por descuido del Insai. El instituto pasó dos años sin reactivos para hacer el Test de Coggins, que detecta la enfermedad y hacían las movilizaciones sin aplicar las pruebas”, denunció.

El médico afirmó que en septiembre se registró un brote no reportado oficialmente en Margarita. Advirtió que la población equina en Venezuela es de 2 millones de caballos y que las vacunas de las que se disponen son traídas de contrabando por los dueños de los animales.

En 2014, el Boletín del Sistema Nacional de Información y Vigilancia Epidemiológica Zoosanitaria reportó dos focos de encefalitis equina del este en Portuguesa y Cojedes.

La zoonosis pasa del animal a la persona cuando mosquitos de la especie Aedes spp., Culex portesi o Psorophora ferox pican al caballo infectado y luego a un hombre sano. 

La cifra
10.000 dosis de vacuna antirrábica humana y 400.000 unidades de uso veterinario fabricaría la empresa estatal Espromed Bio en el primer trimestre de 2015. El Ejecutivo asignó 400 millones de bolívares para su fabricación