• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Falta de recursos ahoga Estación Climatológica de la UCV

Médicos, obreros y pacientes del J. M. de los Ríos y de El Algodonal denunciaron las malas condiciones de los centros de atención  Fotos: María Emilia Jorge M.

Médicos, obreros y pacientes del J. M. de los Ríos y de El Algodonal denunciaron las malas condiciones de los centros de atención Fotos: María Emilia Jorge M.

Gran parte de los equipos datan de 50 años, y no han podido ser remplazados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Estación Climatológica de la Universidad Central de Venezuela es, después del observatorio Cagigal, la segunda en el país con más años de registro de parámetros, como horas de sol, precipitación, temperatura, humedad relativa, evaporación, lámina infiltrada, radiación solar y viento.

Sin embargo, las condiciones adversas que han experimentado no se limitan al clima. En los últimos años el centro, adscrito al Departamento de Ingeniería Hidrometeorológica y localizado en los terrenos detrás del gimnasio cubierto, padece las consecuencias del presupuesto insuficiente que ha denunciado reiteradamente la UCV.

“Lo asignado a la Facultad de Ingeniería para 2016 no alcanza ni para comprar una computadora”, aseguró el jefe y único profesor de alta dedicación del departamento, Abraham Salcedo.

La ingeniería hidrometeorológica, según la página web del        DIHM, puede contribuir a áreas como la agricultura, para mejorar la productividad y disminuir los riesgos de pérdidas de cosecha, así como garantizar los recursos hídricos para el consumo humano, agrícola e industrial.

Otras áreas de influencia son la navegación aérea, marítima, terrestre y fluvial, la prevención de enfermedades, aclimatación, desarrollo de fuentes alternas de energía y la adecuación de los ambientes físicos para la construcción.

Gran parte de los equipos del departamento datan de 50 años y por falta de recursos no han podido ser remplazados. Valdemar Andrade, profesor jubilado, citó un ejemplo de cómo la situación los afecta: “Teníamos una torre que recibía información de parámetros en América Latina, pero no se pudo hacer la renovación tecnológica”.

También han tenido dificultades para encontrar insumos necesarios para el funcionamiento de equipos, como las bandas del pluviógrafo –para el registro de lluvias–, que hay que importar porque no se consiguen en el país.

Cuando alguna de estas máquinas se daña, la reparación suele correr por cuenta de dos de los seis ingenieros, activos o jubilados, que de manera voluntaria, mantienen el funcionamiento de la estación. Desde hace cinco años, luego de que falleciera el operador encargado, no han repuesto la vacante, también por falta de presupuesto, aseguran. 

Inseguridad. Rejas rotas y rastros que han dejado intrusos son constancia de hurtos a las instalaciones. En carnaval robaron unos cables que dejaron sin luz al edificio principal donde se encuentra la biblioteca, un salón de clases y otras oficinas; infraestructura que evidencia deterioro y filtraciones en las paredes. Otra víctima: una bola de cristal que es parte del heliofanógrafo, aparato que mide la intensidad de los rayos solares.

Salcedo señaló que la inseguridad también ha espantado a estudiantes de Ingeniería y otras carreras, como Geografía y Arquitectura, que veían clases en la estación o se acercaban a buscar información para sus campos. Agregó que hace cinco años ofrecían posgrados para estudiantes de Suramérica y el Caribe, promovidos por la Organización Meteorológica Mundial, pero que paulatinamente se suspendió el programa, pues indicaron que era riesgoso traer a los estudiantes al país.

La Estación Climatológica de la UCV opera desde hace 66 años. El lugar es uno de los centros regionales de enseñanza y formación profesional de la Organización Meteorológica Mundial. El Departamento de Ingeniería Hidrometeorológica tiene un sitio web: hidromet-ucv.org.ve. En Twitter comparten información a través de la cuenta @LluviasUCV.