• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Falta de reactivos impide tratar la hepatitis

Por falta de reactivos, las personas susceptibles no pueden hacerse chequeos | Foto William Dumont / Archivo

Por falta de reactivos, las personas susceptibles no pueden hacerse chequeos | Foto William Dumont / Archivo

Pacientes se quejan porque cada vez es más difícil realizarse los test que miden la carga viral, indispensables para aplicar fármacos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela recibió el Día Mundial de la Lucha contra la Hepatitis, celebrado ayer, sin reactivos para aplicar pruebas de carga viral, situación que impide su control. Las fallas comenzaron a principios de año, pero se agravaron este mes.

Libardo Laurens, presidente de la Asociación de Amigos del Enfermo Hepático, señaló que los reactivos son indispensables para aplicar los tratamientos por lo que quienes padecen la enfermedad no pueden conocer si lo suspenden o no.

“Hay una emergencia grave. Si una persona tiene la carga viral en cero, no debe seguir el tratamiento porque es perjudicial, pero si no se aplica las pruebas el médico anda a ciegas y no puede determinar si continúa con él o no”, detalló.

Laurens indicó que aunque con ocasión del Día Mundial contra la enfermedad se llame a prevenirla y hacerse la pesquisa para su detección, es imposible cumplir la recomendación sin reactivos. Resaltó que hay población de alto riesgo como trasfundidos, bioanalistas y personas con trabajos sexuales que deben evaluarse una vez al año por lo menos.

Señaló, además, que uno de los principales laboratorios especializados en el diagnóstico de la hepatitis viral en Caracas cerró el pasado 30 de junio debido a la falta de divisas para importar los reactivos.

Susceptibles En Venezuela. Pese a que la vacuna que previene la hepatitis B es gratuita, no ha sido aplicada a toda la población susceptible. La Memoria y Cuenta del Ministerio de Salud del año 2014 indica que solo 49% de los niños que debían ser inoculados fueron inmunizados. No se ofrecen datos de la población adulta que recibió vacunas en ese año.

Las hepatitis inflaman el hígado. Los virus más comunes que causan la enfermedad son los del tipo A, B, C y D. El de tipo A llega las personas por el consumo de agua o alimentos contaminados. El resto por el contacto con sangre y fluidos corporales de personas infectadas. Aunque algunas personas pueden estar asintomáticas, quienes la padecen pueden presentar coloración amarillenta en ojos y piel, orina oscura, dolor abdominal, cansancio, náuseas y vómitos.

De acuerdo con los datos de Fundahígado, la hepatitis puede retroceder espontáneamente o avanzar a la etapa de cirrosis y cáncer. Si la cirrosis es causada por hepatitis C, el paciente puede requerir de un trasplante.