• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El embarazo precoz vulnera derechos infantiles

Es común que madres lleven a sus hijas de 13 años de edad para que les coloquen implantes anticonceptivos; sin embargo, niñas de 11 y 12 años quedan embarazadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las madres son cada vez más jóvenes en Venezuela. El fenómeno, aunque asumido como un problema de salud pública por el Gobierno, sigue en alarmante crecimiento. El país lidera la tasa de embarazos precoces en Suramérica. De acuerdo con el informe Estado de la Población Mundial 2012 del Fondo de Población de las Naciones Unidas, en Venezuela se registran 101 nacimientos por cada 1.000 mujeres menores de 19 años, por delante de Ecuador (100) y Colombia (85) y sólo superada en Centroamérica por Honduras (108) y Nicaragua (109).

Venezuela tenía una tasa de natalidad adolescente de 90, cifra que se mantuvo estable hasta 2011, cuando aumentó a 101. Expertos aseguran que ese incremento en los índices de natalidad en niñas evidencia la violación de los derechos de los adolescentes a gozar de una salud sexual y reproductiva acorde con su desarrollo por falta de medidas preventivas.

“Nos falta muchísimo. Es común que las madres lleven a sus hijas de 13 años de edad para que les coloquen implantes anticonceptivos”, afirmó la presidente de la Sociedad Venezolana de Ginecología Infarto Juvenil, Adelvys Nieto.

El país cuenta con instrumentos legales que reconocen los derechos sexuales y reproductivos de los niños, como es el caso de la Norma Oficial para la Atención en Salud Sexual y Reproductiva, publicada en 2003.

La Constitución Bolivariana de Venezuela establece que el Estado es garante de la protección integral de los niños en su ciudadanía, desarrollo y educación para la salud (artículos 78, 79, 84, 103 y 108). El artículo 50 de la Ley Orgánica de Protección Integral del Niño, Niña y Adolescente dispone el derecho de los niños de ser informados sobre la maternidad responsable. No obstante, la presidente de Prosalud Venezuela, Irene Indriago, asegura que esas leyes no se concretan con programas preventivos y educativos de comprobada efectividad.

“Las campañas han sido muy tímidas. Somos una sociedad curativa más que preventiva. No existe una real política educativa. Hay una sola materia en segundo año que corresponde a Educación para la Salud y muchas veces esa información llega tarde”.

Pese a que la Lopna decreta que todo joven mayor de 14 años de edad tiene derecho a recibir servicios de atención en salud sexual, Indriago señala que hoy en día muchos especialistas se niegan a atenderlos. Además, desde 2005 han cerrado 47 centros de atención reproductiva para adolescentes, de acuerdo con el director de Atención a Madres, Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio de Salud, Dámaso Castellanos.

Humberto Acosta, ginecólogo del Hospital de Clínicas Caracas y director de la asociación civil Nosotras Elegimos —creada para ayudar a reducir la incidencia de embarazo precoz—, cree que los jóvenes carecen de información sobre planificación familiar. Aunque considera que ha habido esfuerzos importantes, apunta que no hay campañas de prevención bien planificadas y estructuradas.

“Seguimos recibiendo casos de niñas de 11, 12 y 13 años de edad que no están aptas biológicamente para tener un hijo. El embarazo bloquea su crecimiento como persona y afecta su desarrollo físico con diabetes o hipertensión”, asegura el médico.


Medidas insuficientes

Las pocas medidas preventivas implantadas no han logrado disminuir las cifras. Tampoco han sido creadas de forma articulada con algún programa nacional.

En 2011, el entonces presidente Hugo Chávez expresó asombro ante las cifras del Instituto Nacional de Estadística: de 591.303 nacimientos registrados en 2010 más de 130.000 fueron de madres con edades entre 15 y 19 años, y cerca de 8.000 eran menores de 15 años.

Frente a la crisis, el Gobierno lanzó campañas publicitarias, organizó talleres de educación sexual en las escuelas y creó la Gran Misión Hijos de Venezuela, que otorga poco más de 400 bolívares mensuales a madres pobres.

En junio pasado, Nicolás Maduro prometió “blindar a la patria de embarazos precoces” con la instalación en el país de fábricas de preservativos que se venderán a un precio asequible.

En esa oportunidad exhortó a los ministros de Educación y de Educación Superior a reforzar los instrumentos de enseñanza sobre la sexualidad.


Las Cifras

23% de las 850.000 embarazadas que se realizan en el año el control prenatal en instituciones públicas son adolescentes (Dámaso Castellanos).

17% es el porcentaje de embarazo adolescente en el país (INE).

38% de las latinoamericanas queda embarazada antes de cumplir 20 años (ONU).

1 de cada 4 partos corresponde a una menor de 19 años (Unfpa).

47 centros de atención de salud sexual y reproductiva para adolescentes han cerrado desde 2005 (Dámaso Castellanos).