• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Falta de anticonceptivos incidirá en aumento de embarazos no deseados

Algunas personas deben recorrer hasta 15 farmacias para conseguir los medicamentos | Foto Archivo El Nacional

Algunas personas deben recorrer hasta 15 farmacias para conseguir los medicamentos | Foto Archivo El Nacional

Expertos indican que con la escasez de 85% de pastillas y condones es muy difícil que haya planificación familiar. Recomiendan el uso del dispositivo intrauterino para adultas y adolescentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La capacidad de decidir sobre la posibilidad de un embarazo es cada vez menor para los venezolanos. 54,9% de las mujeres del país están en edad fértil, según el censo de 2011 del Instituto Nacional de Estadísticas y la Federación Farmacéutica informó la semana pasada que el índice de escasez de anticonceptivos llegó a 85%.

“No hay planificación familiar en este momento en Venezuela. El gobierno habla de igualdad de género, pero arremete contra la población de mujeres en edad reproductiva. La crisis de la anticoncepción atenta contra el derecho de las mujeres de vivir una buena vida y como ellas deseen vivirla”, expresa Magally Huggins, psicóloga social.

La programación consiste en eliminar los métodos de anticoncepción en el momento en el que se desea procrear. “Entonces hay una doble violación porque aún queriendo posponer un embarazo por la crisis económica y social del país no se puede, porque no hay acceso a condones ni pastillas”, denuncia Huggins.

Ana María Aguirre, coordinadora de Programas Juveniles de la Asociación Civil de Planificación Familia, precisa que aunque la escasez de anticonceptivos ya tiene un año y medio, se ha agudizado desde principios de 2015.

Advierte: “La crisis de preservativos va a tener incidencia en las cifras de enfermedades venéreas e incluso en la mortalidad materna, y la falta de anticonceptivos se va a ver a mediano plazo. Las personas no dejan de tener relaciones sexuales por no tener los métodos anticonceptivos”.

Aguirre explica que lo ideal sería que las familias pudiesen evaluar si tienen las condiciones básicas económicas y sociales para brindarles a sus hijos lo que merecen para tener un correcto desarrollo, más allá del dinero o “de la cola para los pañales”, dijo.

La maternidad y la paternidad responsables pasa por la elaboración de un plan.

“Es como la compra de un carro, de un apartamento, la realización de un posgrado. Los embarazos, si están dentro de las metas de vida, hay que programarlos”, dice Edward Romero, director de la Clínica de Salud Sexual y Reproductiva ubicada en El Paraíso.

En la búsqueda. En los estantes de las farmacias de Caracas, no abundan los métodos anticonceptivos. El jueves, en Locatel de La Castellana solo tenían pastillas Galby y anillos vaginales NuvaRing. No había condones. Los anillos se venden por unidad y deben cambiarse cada 21 días, cada uno cuesta entre 280 bolívares y 430 bolívares, dependiendo del comercio.

En la farmacia La Franciscana, en Chacao, desde hace un mes no reciben preservativos masculinos y no tenían ninguna marca de pastillas anticonceptivas. Farmatodo de la Río de Janeiro, en Las Mercedes, no tenía pastillas ni anillos ni condones. En la Candelaria, en la farmacia San Agustín, tenían anillos vaginales y vendían 3 condones por 300 bolívares, y en PharmAtención 3 preservativos costaban 600 bolívares y 12 unidades, 950 bolívares.

La píldora del día siguiente es un recuerdo lejano para las venezolanas. En las farmacias visitadas dijeron no haberlas visto desde principios de año.

En Plafam están recomendando a las mujeres utilizar implantes subdérmicos y dispositivos intrauterinos. Los condones que han podido repartir los han recibido mediante donaciones. “Recomendamos mucho los DIU porque son los que más abundan, son 99.9% efectivos y protegen durante mucho más tiempo. Hay que derribar el mito de que quienes no han tenido hijos no pueden usarlo. Eso es falso”, aclara Nelmary Díaz, coordinadora de Educación del organismo.

Ana María Aguirre resalta que ante la posibilidad de un incremento en el número de embarazos entre las mujeres venezolanas también es necesario prestar atención a los abortos en condiciones de riesgo, cifra que desde hace años se desconoce.

Adolescentes en peligro

Por cada 1.000 mujeres venezolanas que paren, 101 tienen entre 15 y 19 años de edad, de acuerdo con el informe de 2013 del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Venezuela es el país con más número de embarazos adolescentes en Suramérica. La gravidez en la adolescencia tiene consecuencias para toda la vida. Las menores de 15 años de edad tienen 5 veces más probabilidades de morir en el parto que las mujeres de más de 20, advierte la Organización Mundial de la Salud.

La encuesta del Proyecto Juventud, realizada a 4.500 venezolanos entre 2013 y 2014, arrojó que 15% de las adolescentes son madres y que casi la mitad entre 20 y 24 años de edad ya ha salido embarazada; 2 de cada 5 jóvenes tuvieron su primera relación sexual sin protección. La investigación, además, señaló que entre los adolescentes, 17% de los varones y 11% de las hembras, no se protegen por razones asociadas a tabúes y falta de información.

En 2012, de las embarazadas venezolanas 22,3% eran adolescentes, según el INE. “Lo más probable es que la cifra se incremente. La anticoncepción de emergencia es muy usada por las jovencitas porque no tienen que tenerla encima, no dependen del condón y es más fácil de esconderla de sus mamás”, advierte Ana María Aguirre, coordinadora de Programas Juveniles de Plafam. La píldora del día siguiente ha estado agotada casi todo el año, y debe ser tomada entre las primeras horas y hasta tres días después del contacto sexual.

EL DATO

El Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud no se publica desde noviembre del año pasado. Sin embargo, en el informe correspondiente a la semana 53, la última de 2014, que se filtró esta semana, se documentó un aumento de enfermos de VIH/Sida: de 1.982 pacientes en 2013, se pasó a 2.390 en 2014.