• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fallas detonaron protestas en hospital de Los Teques

Denunciaron falla en la dotación de insumos y reactivos | Foto Isayen Herrera

Denunciaron falla en la dotación de insumos y reactivos | Foto Isayen Herrera

Personal y pacientes del Victorino Santaella reclamaron por las dilaciones en la reparación de los ascensores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marcos Antonio Ochoa, enfermero del hospital Victorino Santaella de Los Teques, falleció en la puerta del único ascensor operativo dentro del centro salud. El aparato presentaba fallas lo que impidió su traslado al área de Emergencia. Su muerte detonó las protestas de médicos y trabajadores del centro asistencial, que cerraron la avenida Bicentenario en reclamo de mejoras a la infraestructura, la dotación de insumos y la renuncia del director José Delgado.

Una fuente del hospital dijo que Ochoa presentó una pancreatitis. Pese a su dolencia y a la necesidad de atención de urgencia, no pudo ser atendido a tiempo. Le sobrevino un ataque convulsivo y murió.

“Hoy, como muchos otros pacientes, murió uno de nuestros compañeros. Los pacientes y el personal del hospital deben subir hasta 11 pisos en su guardia”, denunció una fuente médica que pidió el resguardo de su identidad.

El hospital presenta fallas en el sistema de aire acondicionado, el área de Triaje está cerrada por remodelación, la sala de partos también está cerrada y el tomógrafo está inoperativo. Los manifestantes se quejaron por la falla en la dotación de insumos y reactivos de laboratorio.

Promesa pendiente. En febrero Corpomiranda anunció la recuperación de los ascensores del único hospital tipo IV del estado Miranda: el Victorino Santaella.

La corporación indicó que se había contratado a la empresa china SaneiShanghai Trading Limited para la habilitación de los aparatos. La contratista es la responsable de la sustitución y reparación de más de 1.000 ascensores en la gran Caracas, entre ellos, los del hospital J. M. de los Ríos. El plan para el Victorino Santaella consistía en reparar primero los ascensores 4 y 6, para trasladar a pacientes.

En julio el ente gubernamental señaló que los ascensores ya estaban reparados y que faltaba poco para su funcionamiento. Sin embargo, se pudo conocer que las fallas continuaron hasta solo quedar un aparato operativo, pero con continuos desperfectos que obligaban a suspender su operatividad.

No es la primera vez que se registran incidentes por fallas con alguno de los 22 ascensores del hospital de Los Teques. En abril de 2014, un total de 11 personas resultaron lesionadas debido a la falla de uno de los aparatos que cayó del piso 4 al subsótano.

En 2012 la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario aprobó 5 millones de bolívares para la reparación de los aparatos, pero nunca fue terminada.