• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Extienden emergencia en Táchira tras 23 días de lluvia

En Táchira varios sectores quedaron afectados | Foto Cortesía Alcaldía de San Cristóbal

En Táchira varios sectores quedaron afectados | Foto Cortesía Alcaldía de San Cristóbal

Protección civil ha detectado 41 fallas de borde en una sola vía del municipio San Cristóbal. 10 familias de Pueblo Nuevo fueron trasladadas ayer debido al deslizamiento de un cerro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer se cumplieron 23 días de lluvias en el estado Táchira. En las últimas horas las precipitaciones se han incrementado y han causado estragos en varios puntos de la entidad en los que ha habido viviendas afectadas, vialidad interrumpida y desbordamiento de quebradas que han afectado directamente a la comunidad transeúnte o la que habita en San Cristóbal.

Protección Civil ha registrado 41 fallas de borde en la carretera que va desde la avenida 19 de Abril hasta la población de Macanillo, en el municipio San Cristóbal.

Más de 10 familias fueron afectadas por el deslizamiento de un cerro en el sector Piedra del Jurungo en Pueblo Nuevo, las cuales fueron atendidas por funcionarios de Protección Civil y trasladadas a refugios temporales debido al riesgo que corrían de quedar atrapadas entre piedras y lodo de una montaña cercana.

“En la parte alta de San Cristóbal estamos en presencia de un fenómeno tipo cono aluvial, con una colada de barro en un perímetro de 100 metros de ancho en su base y una corona de deslizamiento que se ubica a aproximadamente 200 metros en la parte alta de la montaña que dejaron a alrededor de 8 viviendas incomunicadas en este sector”, explicó Gerardo Camargo, jefe de Operaciones de Protección Civil.

Ayer a las 3:00 am habitantes del barrio El Río fueron evacuados de manera preventiva, debido al desbordamiento de la laguna de Bella Vista.

Danny Lozada, director de PC San Cristóbal, informó que las lluvias pasaron de moderadas a fuertes, que hicieron que el talud continuara cediendo donde 48 horas antes ya se había advertido a la comunidad que podrían ocurrir inundaciones y que existen más de 200 familias en riesgo”.

Yesnardo Canal, director de PC Táchira, pidió al gobernador José Gregorio Vielma Mora que solicite al Ejecutivo decretar estado de emergencia para atender la contingencia con las lluvias, que se agudiza por la falta de mantenimiento de la vialidad que causa sobre saturación y colapso del sistema de drenajes.

Ante el desplome de la carretera que conduce al sector de Macanillo, maquinarias del Instituto de Vialidad Tachirense y de Corpointa trabajan para despejar 20 kilómetros de vía mediante un corte del talud, así como la colocación de una rampa de acceso para los vehículos de doble tracción. Las autoridades han advertido que se trata de un paso a riesgo hasta que puedan colocar material granular y asfalto frío.

En otra zona los operarios de maquinaria pesada abrieron paso a riesgo en la Troncal 5, sector el Zigzag en la vía el Llano luego de un derrumbe en ese sector, zona rural del municipio monseñor Fernández Feo, en el sur de la entidad.

Se ha alertado a los usuarios del aeropuerto de Santo Domingo que se abstengan de ir desde San Cristóbal a esa terminal aérea por las dificultades para el paso, debido a los constantes deslizamientos de tierra.


Santa Inés de Barinas bajo las aguas. Los sectores Caroní, Torunos, Santa Lucía y Santa Inés en el municipio Barinas continúan inundados por las fuertes precipitaciones del jueves en la madrugada, que colapsaron los caños que sirven de drenajes en esta zona que no había recibido el mantenimiento adecuado, dijeron los vecinos.

Andreína Peña, afectada del sector el Mangal en la parroquia Santa Inés, dijo que en Aceituna, El Tuteque y La Providencia hay más de 200 familias afectadas e incluso campesinos que denunciaron pérdidas en las siembras de diferentes rubros.

Los moradores de las zonas afectadas denunciaron la falta de atención por parte de las autoridades gubernamentales que no tomaron las medidas de limpieza de caños ante la llegada de las lluvias.

A orillas de la carretera que conduce hacia los llanos se observan inundaciones en toda la sabana, los caños estaban desbordados, las corrientes son fuertes, y los potreros de las fincas el ganado y sembradíos están afectados.

En las parroquias foráneas la vialidad agrícola quedó intransitable. En el poblado de Torunos los habitantes se mantenían en alerta ya que el río fue desviado; al parecer está buscando su cauce original que sería por todo el pueblo.