• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Exigen mayor control de cirugías estéticas

Las cirugías estéticas deben practicarse en centros adecuados y por personal especializado | AFP

Las cirugías estéticas deben practicarse en centros adecuados y por personal especializado | AFP

El Ministerio Público imputó a una de las 19 personas denunciadas por traficar con biopolímeros. Hoy habrá un foro en la UCV

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La vida de María Eugenia, una valenciana de 36 años de edad, cambió luego del incendio de su apartamento, causado por un cortocircuito en el árbol de Navidad.

La mujer, que tenía apenas un año de casada, recuerda que la madrugada en la que se produjo el accidente despertó y vio toda la vivienda en llamas. Debido a la desesperación, saltó desde el tercer piso. Su marido no tuvo tiempo de escapar y murió. Mes y medio después la joven egresó de la terapia intensiva de un hospital con múltiples lesiones y 39 kilos de peso corporal.

Las heridas hicieron mella en su autoestima. Acudió a un cirujano plástico que le recomendó hacerse implantes de glúteos a través de inyecciones que resultaron ser biopolímeros. Dos años después terminaron por correr hacia su espalda.

“Cuando le dije al médico lo que me estaba pasando, se escondió. Cuando al fin dio la cara decidió hacerme una liposucción allí en su consultorio. Todo fue peor. En el momento cedió la inflamación, pero lo que quedaba volvió a migrar. Me operé con otro médico que me dejó un hueco en la espalda”, señala.

María Eugenia llama la atención de las autoridades del Ministerio de Salud para que ejerzan mayores controles sobre las cirugías estéticas en general. Su caso no sólo refleja los daños de los biopolímeros, sino la práctica de tratamientos invasivos como cirugías de abdomen o tórax en sitios no permitidos para ello, como un consultorio médico, de acuerdo con lo establecido en las normas para unidades de cirugía ambulatoria promulgadas en 2002.

Aseguradoras

Varias afectadas por secuelas por operaciones estéticas como María Eugenia insisten en la necesidad de que las intervenciones para extraer sustancias nocivas, corregir deformidades o salvar vidas sean financiadas por las aseguradoras.

“El Gobierno debe apoyarnos, debería haber un hospital por estado que nos apoye. Fui a un hospital de Valencia para que me atendieran. Me pusieron en una lista de espera y nunca me llamaron. Ahora tengo que reunir como pueda 40.000 bolívares para volverme a operar”, expresó.

Mary Perdomo, otra mujer afectada por la migración de los biopolímeros, señala que las operaciones para erradicar o mejorar las complicaciones generadas por las inyecciones deben ser reconocidas como problema de salud pública.

“Ya este problema es una enfermedad denominada alogenosis iatrogénica. Deben costearla los seguros”, dijo.

Perdomo recordó que los biopolímeros y otras sustancias estéticas son ofrecidas como una solución milagrosa a bajo costo, que recibe diferentes nombres como células expansivas, por ejemplo.

“Algunos hacen creer a las pacientes que es ácido hialurónico, pero ese es un producto carísimo. Nadie te va a poner 500 cc del ácido por tan poco dinero”, dijo.

Foro. Hoy a las 10:00 am habrá un foro con afectadas que darán sus testimonios sobre los problemas que causados por las inyecciones con biopolímeros. Será en el auditorio de la Escuela de Sociología de la Universidad Central de Venezuela.

Detenciones

El comerciante Alexander Zambrano, dueño de Representaciones Bioestetic II, será imputado por la distribución y comercialización de biopolímeros y otras sustancias para tratamientos estéticos que están prohibidas en Venezuela o que no cuentan con registro sanitario.

La empresa de Zambrano funcionaba en una oficina del quinto piso del edificio Araure en pleno bulevar de Sabana Grande, que fue allanada por el Ministerio Público y el Ministerio de Salud el martes. Los productos que distribuía son elaborados fuera de Venezuela. La empresa fabricante cuenta con oficinas en Bogotá, Barcelona, Londres y Miami. El comerciante es una de las 19 personas denunciadas por afectadas por el tráfico ilegal de sustancias estéticas prohibidas en el país.