• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Exigen derogar el decreto que impide clases los viernes

Paola Bautista, representante de la Asociación de Padres | Google

Paola Bautista, representante de la Asociación de Padres | Google

Docentes pertenecientes a 25 organizaciones hicieron un llamado a la reflexión y al respeto por el derecho a la instrucción de todos los niños en Venezuela 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una representación de las 25 organizaciones del sector educativo consignaron ayer ante el Ministerio de Educación un documento en el cual exigen al ministro Rodulfo Pérez que interceda para la derogación del decreto presidencial 2303, dictado el lunes en la noche, que prorroga por dos semanas más, como régimen especial de días no laborables, dejar sin actividades escolares los viernes 20 y 27 de mayo.

Los docentes alegaron que se viola el derecho constitucional a la educación de casi 8 millones de alumnos, y los tratados internacionales. Sostienen que la medida presidencial, junto al decreto 2294 del 27 de abril, resta otros 6 días de clases al año escolar que concluye el 30 de junio. No descartaron acudir a instancias internacionales si no reciben respuesta inmediata del despacho.

En las puertas del ministerio, en el centro de Caracas, la presidente de Fenasopadres, Nancy Hernández,  ratificó la exigencia de que se excluya al sector educativo de los días no laborables, pues no tienen ninguna garantía de recuperación del tercer lapso. Expresó que el temor que albergan es que "cada vez que hay otro decreto, no hay respuesta del Ejecutivo y el riesgo de continuar sin actividades es que se pierda entre 9 y 11 días de clases por el racionamiento eléctrico. (...) El silencio del ministro de Educación en responder ante la pérdida de clases, a la reprogramación o recuperación del pénsum escolar, ha sido abismal".

"No hay respuesta y los más perjudicados son precisamente esos planteles de los sectores menos favorecidos. Cuando hay iniciativas de padres para reparar lo perdido, la respuesta que se obtiene de la Zona Educativa es de amenaza, de sanción o de cierre del instituto", refirió la presidente de Fenasopadres.

Reiteró que "debido a la próxima finalización del año escolar, no es posible la recuperación porque la pérdida de clases implica que los estudiantes que egresan no tienen manera de reparar los objetivos de estudio que no vieron". Además, explicó que "los nuevos alumnos que están fomentando el hábito de estudio, se atrasan porque tienen que empezar desde cero cada semana".

Paola Bautista, representante de la Asociación de Padres, dijo  que en el interior del país hay racionamiento eléctrico, y no solo no tienen clases los viernes, sino tampoco el día que toca el corte de luz. En vez de tener 5 días  de clases, solo ven 3.

Los educadores hicieron un llamado a la reflexión y a respetar la educación de los niños de Venezuela. "Un país con tanta desigualdad es incompatible con un régimen de orden y de libertades", manifestó Bautista.

A través de su cuenta de Twitter, @rodulfohumberto, el ministro Pérez exigió al gremio "conciencia ecológica y pedagógica" para con el ahorro energético para garantizar el bienestar del pueblo.

Un preescolar trabajó sin luz en Catia

Para el preescolar Yekuana, localizado en la urbanización El Caribe de Catia, no fue impedimento el corte de luz desde el lunes a las 11:00 de la noche para dictar clases a los pequeños.

Si bien ignoraban el motivo de la suspensión del servicio de electricidad en todo ese sector, los docentes se congregaron en el centro de educación y optaron por impartir las lecciones del día.

Caracas está excluida del plan de racionamiento denominado Plan de Administración de Carga. El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, solo dijo que para la capital estaría contemplada esa posibilidad si no evitaban el consumo de mucha energía.