• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Estudiar inglés es un trampolín para emigrar

Jóvenes hacen colas frente al consulado de Irlanda para legalizar documentos | Foto: Antonio Rodríguez

Jóvenes hacen colas frente al consulado de Irlanda para legalizar documentos | Foto: Antonio Rodríguez

Un estudio de la UCAB señala que en los estratos más bajos también existe la inquietud de salir del país 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La II Encuesta Nacional de la Juventud presentada el año pasado por el Ministerio de la Juventud coincide con la que hicieron en la Universidad Católica Andrés Bello: más del 70% de los jóvenes venezolanos quieren quedarse en el país. Sin embargo, el 30% restante no es un porcentaje que pueda dejarse de lado.

Anitza Freitez, directora general del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la casa de estudios, cree que más allá de poner la lupa en la cifra, hay que hacerlo en las razones que provocan que esas personas quieran emigrar. “El hecho de que estemos perdiendo jóvenes, así no sean un millón, ya debe llamar la atención. Es de preocuparse y de empezar a tomar medidas a través de las políticas públicas para que puedan encontrar aquí las oportunidades que buscan”.

Freitez agrega que la coyuntura demográfica que vive el país, definida como bono demográfico, es favorable para los jóvenes. “Ya no tenemos tanta presión de la base de la pirámide, porque no nacen tantos niños. Hay oportunidad para que los ahorros se puedan invertir en formación y educación para que los muchachos se inserten en el mercado laboral más preparados”.

En la encuesta de la UCAB, dividida por quintiles según los estratos sociales, 18% de las personas del estrato más bajo respondieron que en algún momento han pensado en irse del país. El espectro de razones por las que migrarían es amplio, pero entre las principales estaban la búsqueda de un mejor trabajo, de oportunidades de desarrollo personal, huir de la inseguridad y la posibilidad de conocer otras culturas.

Independientemente de las motivaciones, lo cierto es que la demanda de jóvenes que quieren estudiar –en principio– en el exterior ha aumentado notablemente.

Una de las primeras escuelas de idiomas en el extranjero, EF, suele registrar a 5.000 estudiantes venezolanos anualmente. Pero entre octubre y lo que va de 2014 ya alcanzaron esa cifra. Irlanda, Malta y Suráfrica están entre los países preferidos, por sus precios económicos y porque no exigen visado. “Históricamente los estudiantes venezolanos prefieren ciudades como Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Miami, Londres y Manchester”, indica Jesús Pérez, director de mercadeo de EF.

La empresa sueca ofrece cursos de corto, mediano y largo plazo a bachilleres, universitarios y adultos jóvenes, y a profesionales de más de 25 años.

Kaplan, otra escuela internacional de idiomas, también ha notado un crecimiento importante en las ventas en meses recientes y especialmente en enero. “Este año ha sido atípico, hay muchas personas que nos contactan que tienen más de 30 años de edad. Por lo general, solemos trabajar con muchachos entre 15 y 16 años, que están saliendo de bachillerato; o personas entre 25 y 26 años, que acaban de graduarse de su carrera”, explica René Flores, gerente de ventas de cursos largos y cortos.

Planificación. Harry Czechowicz, coautor del libro de Inteligencia migratoria. ¿Me quedo o me voy, destaca que hay que tener tres cosas muy claras al momento de pensar en abandonar el país de origen, bien sea de manera definitiva o por un período largo de tiempo: cuál es el destino y por qué fue el elegido; con qué recursos se cuenta, tanto económicos como anímicos; y si se tiene una red de apoyo en ese país al que se va a llegar.

Esther Bermúdez, directora del portal MeQuieroIr.com coincide con el psiquiatra: la clave del éxito de quienes viven en un país ajeno es la preparación previa. “No sólo hay que informarse sobre cómo tramitar la visa, sino cómo es el clima, la cultura, todo lo que te permita familiarizarte con aquello que van a esperar de ti en ese nuevo país”.