• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Espacio Público: En las colas se vulnera la libertad de expresión

Largas colas se observaron en establecimientos comerciales de los Altos Mirandinos / Foto Cortesía Twitter

Largas colas / Foto Cortesía Twitter

La asociación civil sostiene que cuando los ciudadanos y los profesionales de la comunicación no tienen el espacio para reclamar, reseñar y denunciar sin miedo a represalias, la democracia deja de garantizar la participación ciudadana activa 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Espacio Público denuncia violaciones a la libertad de expresión en las largas colas que se registran frente a establecimientos comerciales por la escasez de productos de primera necesidad.

La ONG sostiene que, debido a que en el primer semestre “el desabastecimiento y las colas se han convertido en un indicador de la situación económica del país y por lo tanto en un tema sensible para el gobierno nacional”, los periodistas (37%), los medios de comunicación (26%) y los reporteros gráficos (10%) son las principales víctimas de las violaciones a la libertad de expresión.

De acuerdo con un comunicado de la ONG, el principal victimario son los cuerpos de seguridad del Estado, con 28% de los registros.

Espacio Público precisa que en el primer semestre de 2015 se contabilizaron 104 violaciones a la libertad de expresión, 96 casos menos que en el mismo periodo del año pasado cuando se realizaron manifestaciones públicas simultáneas y consecutivas en varios estados del país, “confirmando que en un contexto de tensión social es cuando más se vulnera el derecho a la libertad de expresión y de información”.

Sin embargo, la asociación civil sostiene que la disminución en comparación con 2014, no representa una buena noticia o mejora en la libertad de expresión en el país: “Se continúa con las prácticas de debilitamiento y de reducción de espacios en los que se pueda disentir”.

“Cuando los ciudadanos y los profesionales de la comunicación no tienen el espacio para reclamar, reseñar y denunciar sin miedo a represalias, la democracia deja de garantizar la participación ciudadana activa”, agrega el documento.

En lo que va de año, la intimidación es el tipo de violación más recurrente, seguido de la censura. Ambas categorías suman casi 50% de las violaciones registradas en el período. El hostigamiento verbal y las agresiones que sufren los comunicadores sociales cuando salen a realizar su trabajo representan 36% de los registros. A estas categorías se le suman el hostigamiento judicial, las amenazas, las restricciones administrativas y los ataques, con 18% de los casos.