• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Espacio Público reporta 18 violaciones a la libertad de expresión en octubre

Espacio Público informó que la cifra en el año es de 225 casos de violaciones a la libertad de expresión | foto: OMAR VELIZ

Espacio Público informó que la cifra en el año es de 225 casos de violaciones a la libertad de expresión | foto: OMAR VELIZ

Han ocurrido 225 casos este año, incluida una denuncia del periodista de El Nacional  Javier Mayorca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización No Gubernamental Espacio Público informó a través de un informe que durante el mes de octubre se registraron 18 violaciones a la libertad de expresión, elevando la cifra del año a 225 casos.

Entre los casos de mayor gravedad se encuentra el de  Juan Guerrero Briceño, fotógrafo del diario La Verdad del estado Zulia, quien fue amenazado y golpeado por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) cuando realizaba un trabajo de investigación en las instalaciones del Hospital Universitario de Maracaibo.

“Te vamos a matar como un perro”, le decían los uniformados mientras lo pateaban. Junto a Guerrero se encontraban dos reporteras del mismo medio impreso zuliano. Asimismo, se encuentra la denuncia del periodista Javier Mayorca, quien señaló que los empleados de la Medicatura Forense de Bello Monte en Caracas limitaron el trabajo periodístico.

Mayorca explicó que los funcionarios, bloquean el acceso de reporteros a instalaciones y amenazan a los deudos con retardar la entrega de cadáveres si declaran a los medios de comunicación. “Los roces entre el personal de la Medicatura y los reporteros son cada vez más frecuentes. Quieren invisibilizar la violencia mediante censura”, dijo el periodista.

La prensa extranjera no quedó fuera de ataques y en algunos casos se les niega la posibilidad de acceder a las acreditaciones que les permiten realizas coberturas oficiales. El 5 de octubre la Guardia Nacional detuvo al corresponsal de Univisión,Francisco Urreiztieta, y a su equipo de trabajo por cuatro horas en un puesto de control cerca del Río Limón, estado Zulia”, cuando se encontraban realizando un reportaje sobre el cierre fronterizo.

Urreiztieta indicó que, durante la detención, fueron obligados a borrar parte del material que venían grabando para el reportaje bajo la amenaza de ser detenidos. También fueron acusados de espionaje y de violar el Estado de excepción.