• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Escasean catéteres para pacientes renales

Algunos padres de niños recluidos en el J. M. de Los Ríos que compraban el insumo en casas comerciales lo buscan en el exterior 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los catéteres, líneas para la dosificación de soluciones, vitaminas y otros medicamentos recetados a los pacientes nefrópatas, cada vez están más escasos. Según los cálculos de la Alianza Nacional por la Salud, integrada por varias organizaciones de defensa de los derechos los pacientes, cerca de 15.000 personas tienen problemas para acceder a tratamientos renales en el país.

Uno de los centros más afectados por la crisis es el Hospital de Niños J. M. de Los Ríos, único centro en Venezuela donde se aplica hemodiálisis a pequeños con peso inferior a los 20 kilos.

Belén Arteaga, jefe del Servicio de Nefrología del hospital, señaló que aunque las deficiencias tienen varios años se agravaron en los últimos días debido a que las casas importadoras han indicado que no pueden traer los materiales al país por ausencia de dólares.

“La proveedora dice que no puede importar por falta de divisas. Ya hicieron la comunicación sobre el problema al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y nosotros vamos a hacer lo mismo. Hay pacientes que pueden tratan de localizar los catéteres por su cuenta en las casas comerciales, pero por la crisis algunos se han visto obligados a comprarlos fuera del país”, declaró.

Arteaga precisó que 22 niños de varias regiones del país son atendidos en ese centro, pues no existen hospitales especializados en otros estados.  

Brigitte Terán, madre de un paciente de Nefrología, indicó que medicamentos como benutrex o carnitina deben ser comprados por los propios padres.

“Hace tiempo que hay fallas, sobre todo de enfermeras especializadas. Tampoco hay anestesiólogos, aquí rechazan los trasplantes por falta de especialistas. Cuando los padres salen a protestar no los escuchan”, dijo.

EL DATO
Francisco Valencia, presidente de Codevida, señaló que la crisis también afecta a quienes requieren un trasplante renal. Denunció que los centros de Acarigua y Maracaibo están cerrados desde finales de 2013, luego del anuncio hecho por Min-Salud sobre la transferencia de las competencias de la ONTV a ese despacho.