• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Emergencia de hospitales es custodiada por la PNB

Seguirán cerrados hasta que les garanticen seguridad | Foto: Alexandra Blanco

Seguirán cerrados hasta que les garanticen seguridad | Foto: Alexandra Blanco

Luego del doble asesinato en el Clínico Universitario la semana pasada asignaron patrullas en los centros públicos en un intento por frenar la inseguridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presencia policial llegó al hospital de los Magallanes de Catia tres días después de que asesinaron a los hermanos Balsa en el sexto piso del Hospital Universitario de Caracas como parte del Servicio de Seguridad Hospitalaria anunciado por el ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres.

“Están poniendo orden en el área de la emergencia”, dijo Milagros Montilla, subdirectora del centro de salud, que asegura que desconoce el número de policías que custodiarán el edificio, sin embargo celebra que estén allí las 24 horas del día y que compartan esa responsabilidad con 16 milicianos, ubicados en las 4 entradas de la planta baja.

Yoelis Mejías, médico de terapia intensiva, recomendó que los policías hagan recorridos dentro del hospital y no solo que resguarden la emergencia. También solicitó mayor iluminación, pues el centro está enclavado en un área tupida de árboles que facilita la acción del hampa. En el hospital Periférico de Catia habían suspendido la vigilancia policial 15 días antes del doble crimen en el HUC, pero ahora la reactivaron.

El director de seguridad del centro de salud, Félix Zapata, indicó que allí la vigilancia está en manos de 34 trabajadores del Ministerio de Salud, 18 milicianos y por lo menos 4 polinacionales.

En el Pérez de León de Petare II la situación es distinta. Resguarda su seguridad con un alto portón de hierro que limita el acceso de pacientes y familiares. El jefe de seguridad del hospital, Jean Carlos Vidal, indicó que la vigilancia está a cargo de 4 funcionarios de la PNB, dos patrullas permanentes de ese mismo cuerpo y entre cinco y ocho motorizados que custodian la puerta en la noche.

Médicos y personal obrero del HUC decidieron que de no recibir respuesta sobre los requerimientos de seguridad en el centro de salud el lunes iniciarán protestas y mantendrán cerrada la emergencia de este centro hospitalario. A la reunión asistieron desde camareros hasta médicos: “Todos, sin importar su filiación política, acordaron que la seguridad es una urgencia a resolver pues la gente tiene pánico y quiere proteger su vida”.