• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Embalses se secan ante el silencio de Hidrocapital

Embalse El Lagartijo | Foto: William Dumont

Embalse El Lagartijo | Foto: William Dumont

El organismo rector del suministro de agua prolongó los cortes de una semana hasta un mes sin anunciar cronogramas nuevos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ya van 17 meses desde que Hidrocapital anunció un plan de racionamiento porque el embalse El Lagartijo, el tercer más importante surtidor de Caracas, estaba por debajo del nivel necesario para garantizar el servicio. Los cronogramas establecidos para rendir las reservas dejaron de cumplirse sin información del ente y las protestas comenzaron a arreciar en las calles. Hoy hay al menos 100 metros de tierras áridas de distancia entre  las piedras que antes detenían al caudal de agua. Ahora el terreno seco sirve para que algunas vacas se alimenten de las plantas que se encuentran alrededor.

La responsabilidad de abastecer de agua recayó en el embalse Camatagua y su complementario Taguaza, que tienen capacidad para surtir a la ciudad durante 483 y 235 días, respectivamente, según la información que suministra Hidrocapital en su página web. En enero, sin embargo, el organismo aseguraba que Camatagua podía abastecer 734 días. Hoy continúa en descenso y si baja otros 5 metros llegaría a un nivel inquietante.

El ex vicepresidente de Hidrocapital Norberto Bausson alertó que la disminución en los niveles de  Camatagua comienza a ser preocupante. Hidrocapital reporta que tiene 288,58 metros sobre el nivel del mar. “El sistema está concebido para que si baja 5 metros más ya no se le puede sacar la misma cantidad de agua porque se puede entrar en una zona crítica. Si no se toman medidas con Camatagua y se llega a niveles más bajos se puede llegar a una crisis sanitaria”, puntualizó.

Valdemar Andrade, investigador del Departamento de Hidrometeorología de la UCV, señaló que otro factor que incide en la escasez del líquido es que las fugas son de 30% porque las tuberías deberían cambiarse cada 20 años por tramos para mejorar el sistema de distribución, pero la construcción del acueducto sobrepasa los 40 años. Precisó que a Caracas solo le entran en promedio 13.000 litros por segundo de agua cuando la demanda es de 18.000 litros por segundo.

En 2014 Hidrocapital justificó el racionamiento por la sequía, pero el sistema tuvo que estar preparado para los cambios climáticos. Yuri Medina, directora de la Escuela de Ingeniería Hidráulica de la UCV, acotó que  el embalse de Cuira es una deuda pendiente desde 2012. Junto con la construcción del Sistema Tuy IV, este proyecto suministrará más agua y permitirá que Camatagua sea utilizado solo como sistema de riego, para lo que fue concebido.


Compensadores también fallan. Los cortes de agua se prolongan aún más en el tiempo, mientras que Hidrocapital no ofrece información a la comunidad. De diez embalses que abastecen la Gran Caracas solo hay información de cinco sobre el volumen y niveles: Camatagua y Taguaza, dos de los tres principales surtidores, y de tres de los siete compensadores: Ocumarito, Agua Fría y El Guapo.

La Pereza es otro embalse compensatorio sobre el que no se ofrece información y que funciona como reparador de agua para la ciudad de Caracas en caso de falla del Sistema Tuy II, pero a su vez surte a 400.000 personas de Fila de Mariches, Turumo y La Dolorita. El jueves el dique amaneció con 10 metros por debajo de su capacidad: registró 52,46 metros sobre el nivel del mar cuando puede albergar 62 metros. Sus trabajadores manifestaron que el gran tanque no alcanza su máxima capacidad por una fractura en la pantalla de la infraestructura, pero Hidrocapital no otorgó entrevista para aclarar el descenso.

Tatiana Noguera, presidente del Instituto Municipal Autónomo de Aguas y Acueductos de Sucre, indicó que el corte del suministro en esta jurisdicción se prolonga de una semana a un mes, como ocurre en Fila de Mariches. En esta zona los vecinos sobreviven con cisternas que deben pagar a 7.000 bolívares, debido a que las tuberías no están en capacidad de recibir todo el caudal de una vez ni hay agua para el abastecimiento de toda la parroquia. El proyecto para mejorar la distribución le compete a Hidrocapital. “La red llega hasta Paz Castillo y eso alarga mucho nuestros períodos de distribución porque son tuberías viejas que requieren mucho tiempo para surtir a zonas lejanas”, señaló.

El otro estanque compensador de Caracas es Ocumarito, que tiene una reserva solo para 58 días, informa el portal de Hidrocapital.

La Mariposa es el embalse compensador de los Altos Mirandinos. Ahí solo la bora sobrevive en medio de la sequía, escombros y chatarras de carros oxidados. Hidrocapital no presenta información sobre el almacenador de agua, pero sí informa que Agua Fría, que abastece Los Teques, solo tiene líquido para 85,5 días.

Ante la falta de planificación, el clima decidirá finalmente si cesará la escasez de agua. El Departamento de Hidrometeorología de la UCV anunció que este año en Caracas las lluvias generaron 60 milímetros de líquido, pero el promedio es de 870 milímetros, lo que evidencia que es un año catalogado como “extremo seco”. Para 2016 el pronóstico de El Niño tiene 65% de probabilidades de ser propenso a sequía.