• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Eliana Arrizaga, hija de paciente con párkinson, denunció que Sefar acapara los medicamentos

La joven relató que no encontraba las medicinas para el tratamiento de su madre y que por suspenderlo sufrió intensos dolores por varias semanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Eliana Arrizaga es hija de Marta Arrizaga, una mujer de 51 años que padece la enfermedad de Parkinson. La joven aseguró que con la carta de un alto dirigente del Ministerio de Salud logró retirar el medicamento que le negaron un día antes.

Marta vive en Morón, estado Carabobo. Eliana se traslada hacia allá constantemente desde el Junquito, donde está residenciada, para llevarle los medicamentos y otros insumos que requiera.

Eliana aseguró que para ella es muy duro ver como sufre su mamá y el desgaste físico que le ocasiona la enfermedad. Añadió que años atrás sólo tenía temblores en las extremidades pero que ahora también presenta rigidez en el cuerpo.

Señaló que actualmente la controlan con un medicamento llamado Sinemet, unas pastillas de bajo costo pero que han escaseado en los últimos meses. Acotó que en el mes de marzo no pudo tomar el tratamiento y que para el día de la entrevista, su mamá llevaba 3 semanas sedada aguantando los intensos dolores.

Indicó que en las madrugadas su madre sufría de taquicardias y ataques de pánico con los que no sabe cómo lidiar. Admitió que: “Es complicado estar en esta situación porque no sé lo que sufre pero me angustia ver cómo me pide ayuda de no poder ayudarla”.

La joven retiraba los medicamentos en el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar), donde “afortunadamente” le entregaban tres cajas mensuales del tratamiento; sin embargo, ella había notado irregularidades en la entrega de los medicamentos. “Constantemente veía personas que entraban y salían del almacén con medicamentos, sin récipe y con una mayor cantidad de cajas”, afirmó.

El pasado viernes 1 de abril, Eliana fue a Sefar para retirar el Sinemet y se lo negaron. Como su mamá llevaba varios días en cama con fuertes espasmos buscó otras alternativas. Una persona la contactó con un representante del Ministerio de Salud.

Cuando se dirigió al ministerio le entregaron una carta firmada y sellada y le pidieron que fuera al  Sefar: “le dije que en Sefar me habían negado las pastillas y ellos me replicaron que en el almacén habían bastantes medicamentos”.

Al  volver a la farmacia Eliana preguntó en el almacén si había existencia del medicamento. Le respondieron que había suficiente pero lo entregaban por la taquilla de la farmacia. En la farmacia se la negaron nuevamente. Molesta les replicó que: “en el almacén me acaban de decir que hay suficiente”, luego, “cuando les mostré el papel firmado me la entregaron pero le dijeron a las personas que esperaban que solo quedaba una caja para otros pacientes”.

Aseveró que el personal de Sefar está jugando con las vidas de los pacientes y le exigió a las autoridades en materia de salud que sean responsables con la distribución de las medicinas.

Señaló que “ellos no deberían tener la autoridad para decidir a quién le entregan medicinas y a quien no, porque no tienen derecho sobre la vida de los pacientes”.


Este fue el medicamento que le entregaron a Eliana en Sefar | Foto: Eliana Arrizaga