• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Egresados denuncian presupuesto deficitario

Representantes de casas de estudio públicas y privadas hicieron un llamado al Gobierno / Cortesía: AEUCAB

Representantes de casas de estudio públicas y privadas hicieron un llamado al Gobierno / Cortesía: AEUCAB

Las asociaciones de profesionales de la UCAB, USB, UCV y UMA señalan que las universidades autónomas tienen una desinversión de 5 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las asociaciones de egresados de las universidades Central de Venezuela, Monteávila, Simón Bolívar y Católica Andrés Bello (que representan a unos 300.000 profesionales) se dirigieron  ayer al Gobierno nacional para que se materialice un acuerdo con las instituciones públicas, y sean escuchadas sus peticiones de aumento presupuestario. Denuncian la existencia de un cerco económico, que impide que se reanuden las actividades académicas. “El problema es que las universidades han mantenido la misma partida. Si se calcula a 20% interanual, tenemos 100% de déficit en los cinco años recientes”, señaló Freddy Guevara, vocero de la USB.

El gremialista también pidió al Gobierno que se llegue a un acuerdo, lo más pronto posible. “Pero para eso necesitamos el reconocimiento a las autoridades legítimas y el reconocimiento a las normas de homologación. Y el respaldo más importante es a la defensa de la autonomía. Por eso, estas asociaciones de profesionales estamos alineados con las decisiones de las autoridades universitarias”.

La vocería ucevista alertó que el déficit presupuestario salpica a la calidad de enseñanza, por el equipamiento de herramientas que se necesitan para impartir clases, especialmente en las carreras con prácticas de laboratorio. “Le recordamos a toda la sociedad venezolana que nuestras universidades necesitan con urgencia renovar su planta física; requerimos actualizarnos tecnológicamente, mejorar las aulas y reponer los cuadros docentes”, dijo Imelda Cisneros, egresada de la UCV.

Desde la acera de las academias privadas, los representantes de la UCAB y UMA también se pronunciaron. Sostienen que para que sea exitosa la lucha de las universidades públicas, se necesita de la reciprocidad de todos los actores que participan de la educación superior. Para ellos, en este contexto socioeconómico los profesionales egresados también deben ser un bastión de defensa del alma mater. “¿Cómo nos puede salpicar esta crisis? Ahora no lo sabemos, pero quienes somos de “la católica” debemos estar alerta”.

Para José Rafael Suárez, egresado de la Monteávila, las casas de estudio son un centro de potenciación del desarrollo de un país. “Cuando dicen que la UCV es la casa que vence las sombras, se refieren a las penumbras de la ignorancia. Más allá de un problema salarial o gremial, se trata de un escenario más complejo que afecta a todas las academias, sean privadas o públicas. De eso no se escapa la Monteávila”.

USM y UNIMET respaldan.  Para Gianmarco Colloso, presidente del centro de estudiantes de la Universidad Metropolitana, el problema de uno es el problema de todos. “Para quienes crean que esto no nos salpica, sepan que de la UCV han egresado mucho de los profesores que dictan cátedra en las universidades privadas. Así que esto debe motivarnos a hacernos solidarios este sábado junto con otras universidades privadas como la Santa María, la Monteávila y Católica Andrés Bello que saldremos para exigir los derechos. Como estudiantes de estas casas de estudio, necesitamos un país mejor”.

Wolfang  Villalba, consejero universitario de la USM, pidió el apoyo de la sociedad civil en la protesta de mañana. “Con el dinero de todos los venezolanos se financian las universidades autónomas, por tanto todos los ciudadanos también pueden ser garantes de cómo se administran estos recursos. Nosotros, los estudiantes de la USM también pedimos al Gobierno que sean escuchadas las voces de los gremios profesionales y estudiantiles. Por nuestra parte, este sábado responderemos a la convocatoria”.

Continúan las protestas en universidades del interior

En Maracaibo, 400 estudiantes tomaron las puertas de la Asociación de Profesores de LUZ para pedir un derecho de palabra durante una asamblea que celebrarían 1.800 profesores. Los jóvenes quieren una comisión de conflicto para discutir el problema que amenaza la pérdida del semestre. La asamblea se suspendió.

La jornada fue de marchas para la Universidad de Carabobo y la Universidad de los Andes. Los profesores merideños decidieron hacer la Marcha de las Togas, vestidos con el traje talar. Presididos por el rector, Mario Bonucci; el secretario, José María Andérez y decanos se formaron en dos filas y caminaron acompañados de cientos de profesores del claustro. La caminata se realizó en silencio, mientras la gente aplaudía a su paso. Llegaron al Rectorado para apoyar a quienes están en huelga de hambre. La ex decana Laura Luciani, en huelga desde hace 17 días, tuvo que retirarse por problemas de salud.Los carabobeños marcharon desde el Arco de Bárbula por la Autopista del Este hasta La Zona de Naguanagua. Estudiantes, profesores, empleados y obreros realizaron allí una actividad cultural.

En Táchira, docentes, personal administrativo y obrero de la UNET, acordaron en asamblea exigir la liberación de dos estudiantes detenidos por la Policía Nacional Bolivariana, cuando pintaban consignas en un tanque de guerra que sirve de ornato en la avenida Carabobo de San Cristóbal.