• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

EE UU detecta deficiencias en materia de derechos humanos en Oriente Medio

El Informe Anual sobre la situación de los Derechos Humanos en el Mundo en 2012 hace hincapié en el muy grave deterioro de estos derechos en Siria desde que en marzo de 2011 comenzó -siguiendo la estela de la llamada "primavera árabe"- la revuelta contra el régimen del presidente Bachar Al Asad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Estados Unidos ha detectado en 2012 notables deficiencias en materia de derechos humanos en Oriente Medio, especialmente en países como Siria, según se desprende del informe de situación publicado este viernes por el Departamento de Estado.

El Informe Anual sobre la situación de los Derechos Humanos en el Mundo en 2012 hace hincapié en el muy grave deterioro de estos derechos en Siria desde que en marzo de 2011 comenzó -siguiendo la estela de la llamada "primavera árabe"- la revuelta contra el régimen del presidente Bachar Al Asad.

En este sentido, el informe, que para este aspecto utiliza datos de la ONU, subraya que el conflicto en Siria ha causado más de 60.000 muertos y 575.000 refugiados, así como 2,5 millones de desplazados internos.

Washington se muestra particularmente crítico con la actuación del régimen sirio contra la población civil y destaca que se ha recurrido al asesinato de civiles como método para amedrentar a la población, así como el uso de aquellos -incluso de los niños- como escudos humanos.

El régimen priva a los ciudadanos "del derecho a la libertad de expresión, de movimientos, de asociación y del acceso a la asistencia letrada y la atención médica", se indica en el informe, en el que se menciona también la comisión de asesinatos de opositores, detenciones extrajudiciales y secuestros, y torturas, de los que tampoco han quedado exentos las mujeres y los niños.

El documento destaca la impunidad con que se han cometido estos abusos y critica también la actuación de la oposición armada, que ha actuado con unas prácticas muy parecidas a las del régimen.

Por lo que se refiere a Egipto, uno de los países donde la llamada "primavera árabe" consiguió propiciar una revolución que derrocó al presidente Hosni Mubarak, el 11 de febrero de 2011, el informe llama la atención sobre las turbulencias que están sacudiendo el proceso de transición.

Esas turbulencias están incidiendo especialmente en los sectores más sensibles de la población, como las minorías o las mujeres, que a menudo son objeto de ataques violentos, sin que los poderes públicos hayan sido muy resolutivos para paliar esta situación.

Asimismo, las fuerzas de seguridad egipcias han cometido asesinatos contra personas que se manifestaban y han practicado la tortura y otros abusos contra los detenidos.

En el documento, se informa también de que en 2012 se han detectado prácticas discriminatorias contra las minorías religiosas en Egipto, cuya jefatura del Estado ostenta Mohamed Mursi, quien procede del grupo islamista Hermanos Musulmanes.

En lo que se refiere a Israel y los territorios palestinos, el informe señala que ambos actores han protagonizado en el plano local actos que podrían ser considerados discriminatorios o abusivos.

En Israel se han producido ataques terroristas contra civiles y, asimismo, se han observado actuaciones contra la minoría árabe israelí, sobre todo en lo tocante a la igualdad de oportunidades en el terreno educativo y laboral.

Por lo que se refiere a los territorios palestinos, el documento destaca que los abusos más frecuentes contra los derechos humanos han sido las detenciones arbitrarias, con práctica de torturas incluidas, las restricciones a las libertades civiles y, en lo relativo a la franja de Gaza, se mencionan las ejecuciones extrajudiciales.