• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Dudan de prosecución de egresados de Misión Ribas

Autoridades rectorales advirtieron que la casa de estudios carece de capacidad financiera para sostener una posible sobrecarga de cupos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela, expresó su preocupación porque la decisión de la Oficina de Planificación del Sector Universitario –de asignar 93% de los cupos a egresados de la Misión Ribas con 20 puntos a cambio de bachilleres de la educación convencional con notas similares– afecte la posibilidad de que el estudiante tenga éxito en la carrera universitaria.

“El problema no es contra la familia venezolana ni contra los jóvenes que han escogido hacer carrera digna en las universidades. El problema es que si tienes apenas dos años haciendo estudios de bachillerato eso demuestra que vienes con muchas dificultades de formación. Nuestra gran angustia es la prosecución del joven y que al final pueda obtener su título”, explicó.

La principal autoridad de la casa de estudios señaló que hasta los momentos no han recibido la notificación formal del Tribunal Supremo de Justicia que ordena que entre 70% y 100% de los cupos de las universidades sean para bachilleres admitidos por la OPSU.

Actualmente la asesoría jurídica de la UCV está revisando la sentencia para que el consejo universitario ejerza las acciones legales pertinentes en defensa de la autonomía. García Arocha indicó que una vez que reciban esta notificación anunciarán las medidas que tomará la UCV, emanadas de la discusión que están desarrollando los decanatos y las comisiones del consejo.

Aseguró que serán respetuosos con los resultados de las pruebas internas de admisión, pese a la sentencia del TSJ. “¿Dónde están los presupuestos adecuados para este nuevo excedente de estudiantes?”, se preguntó.

Amalio Belmonte, secretario de la UCV, señaló que cualquier decisión que tome el Consejo Universitario tendrá una consecuencia importante en cuanto a infraestructura, profesores, laboratorios y trabajos de campo. “Si se masifica se puede violentar la vida académica de la universidad. Ya los profesores han denunciado que existe una sobrecarga de alumnos y el gobierno está consciente de que no tenemos los recursos para el funcionamiento habitual”.