• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Dormir en la acera para irse del país

El consulado de Irlanda procesa al día 125 tramites para estudiar en ese país | Foto: Antonio Rodríguez

El consulado de Irlanda procesa al día 125 tramites para estudiar en ese país | Foto: Antonio Rodríguez

Jóvenes hacen guardias por más de una semana a las puertas del consulado de Irlanda para legalizar papeles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Domingo. 8:00 pm. Un grupo de más de 150 personas se reunió por segunda vez en el día en las escaleras de la Torre Clement, donde funciona el Consulado Honorario de Irlanda, justo frente al Ministerio de Vivienda en El Rosal. Están ahí porque necesitan el aval consular que certifique que están tramitando estudios en el exterior y que les permita solicitar el cupo de divisas estudiantiles en Cadivi.

La semana pasada, las largas colas ocasionaron que los trabajadores de las otras oficinas del edificio reclamaran por el caos que se había creado en las instalaciones. Ante la posibilidad de que el consulado no los atienda por el desorden, los mismos jóvenes decidieron organizarse. Improvisaron un registro en el que todos deben anotarse; y todos los días –incluso los fines de semana–, a una hora convenida, pasan lista para asegurarse de que están presentes. El que no esté, es tachado y debe empezar desde cero.

Para evitar que alguien que no conozca este sistema llegue muy temprano al lugar y, al no encontrar a nadie, piense que es el primero en la cola, han decidido armar grupos para pernoctar en el edificio y garantizar que se mantenga el orden que han establecido.

Irlanda, que ofrece cursos de inglés económicos y la posibilidad de estudiar y trabajar al mismo tiempo, entró en la lista de destinos demandados por los jóvenes venezolanos a los que la inseguridad, y la búsqueda de nuevas oportunidades, está expulsando de Venezuela.

Efrén Valles, de 23 años de edad, llegó el miércoles pasado a Caracas. Vino de Barquisimeto junto a 3 primos que también quieren irse a estudiar a Irlanda. Aunque existe la posibilidad de enviar sus papeles al consulado por correo, Valles prefirió hacerlo personalmente. Su curso empieza el 10 de marzo y teme que se pierdan los papeles y no le dé tiempo comenzar de nuevo. “Congelé la universidad con expectativas de ir a aprender, inicialmente; pero evaluando la situación en la que estamos, si hay un mínimo de oportunidad de establecerme, me quedo. Sin lugar a dudas. La violencia nos está comiendo, la escasez es lamentable”.

Su posición es similar a la de Hildemar Morín: “Mi plan es estudiar las 44 semanas que pagué, ya el destino dirá. Yo siempre he dicho que quiero morir aquí, pero la situación me está haciendo cambiar mi percepción. Lo que le pasó a la actriz fue un llamado de atención, y encima en estos días secuestraron a la hermana de una amiga mía. Todos los días vives con una angustia”.

Aumento de la demanda. El consulado solo presta servicios a los estudiantes de 10:00 am a 12:00 m. En esas dos horas, atienden a 25 personas y cada una de ellas puede llevar 5 trámites diferentes. En total, 125 personas solicitan el apostillado de sus documentos por día. La atención se queda corta estos días. 

Gisela Padilla, asistente del consulado, explica que la oficina consular funciona junto con una consultoría jurídica, por lo que tienen poco espacio. “Tenemos ciertas limitaciones como consulado honorario, nuestra función principal es ayudar a los irlandeses que están en Venezuela. Sin embargo, al existir el control de cambio, Cadivi pide el sellado de las cartas que mandan de las escuelas en Europa y eso es lo que hacemos aquí”. Corroboran los datos de los estudiantes y esperan a que la embajada de Irlanda en México apruebe el sellado. Esto puede tomar hasta 10 días hábiles.  

“Desde hace dos años y medio, aproximadamente, Irlanda se ha convertido en un destino muy solicitado para ir a estudiar, pero desde mediados del año pasado se ha profundizado”, indica Padilla.

Ángel Cordero, de 28 años de edad, es licenciado en Estudios Internacionales y se sintió atraído por Irlanda por las facilidades que ofrece. “La idea es irme, hacer un curso de un año y de paso conocer nuevas culturas, conocer Europa. Me decidí por este país porque no exigen visa y porque te permiten trabajar mientras estudias, esa es una ayuda económica importante”.

Oleada migratoria

El portal MeQuieroIr.com ha duplicado su número de visitas desde el 2 de enero de este año. De 60.000 visitas al día pasaron a 120.000. El pico proviene de Venezuela. Esther Bermúdez, directora de la página web, encuentra que las razones de migración siguen siendo las mismas a las de años pasados: “La inseguridad está a la cabeza. Las personas buscan calidad de vida, hay una profunda preocupación por la familia”. 

Los destinos, sin embargo, han cambiado. Un trabajador del consulado de Perú que prefirió no ser identificado, indicó que ese país es solicitado por los venezolanos que quieren hacer dinero en el exterior. “Pueden entrar con la cédula de identidad y permanecer por 90 días. Van, estudian el mercado y, si les conviene quedarse, cambian su estatus migratorio allá directamente”.

Las Cifras

521.620 venezolanos residían en el exterior para 2010, según cifras del Banco Mundial recopiladas en el informe La emigración desde Venezuela durante la última década.

78% de los jóvenes venezolanos quieren quedarse en el país, según la II Encuesta Nacional de la Juventud presentada el año pasado por el Ministerio de la Juventud.