• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Dolientes hicieron cola para denunciar profanaciones

El cementerio ofrece reubicación de tumbas en áreas más seguras del camposanto | Foto William Dumont

El cementerio ofrece reubicación de tumbas en áreas más seguras del camposanto | Foto William Dumont

La administración del camposanto recibió reclamos sobre cuerpos desmembrados, tumbas a medio abrir y usurpación de parcelas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ana Guerrero asistía todos los domingos a visitar la tumba de su hijo que murió hace dos años. Se ausentó tres semanas debido a los dolores y la fiebre de la chikungunya, y al llegar en el Día de los Muertos vio la lápida a un lado y la urna abierta: le habían quitado la cabeza al cadáver de su hijo.

Guerrero fue una de las dolientes que llegó llorando ayer a la oficina administrativa del camposanto y pidiendo una solución. Un sepulturero acudió a la tumba, ubicada en las adyacencias del monumento del expresidente Joaquín Crespo, y verificó qué quedaba del joven en la fosa, luego le dieron como solución exhumar el cuerpo para que no terminaran de desmembrarlo y trasladarlo a un terreno cercano al edificio administrativo “donde se puede garantizar la seguridad”.

“Los papeles del terreno, además, aparecen a nombre de otra persona y prometieron arreglar eso en el nuevo lugar donde ubicarán a mi hijo, pero ¿quién me quitará este dolor?”, explicó la madre.

Zuly Negrón también se sorprendió el Día de los Muertos cuando encontró una de las tapas levantada de la tumba en la que está enterrada su hermana. Las de al lado estaban completamente abiertas. “Eso es un aviso de que la van a profanar y queremos que nos ayuden a sacar el cuerpo para cremarlo”, explicó.

La gente hizo cola para poner sus denuncias. Una fue sobre la desaparición de dos panteones de la familia Berti en los que ahora hay otras personas enterradas, sin identificación, y con un friso reciente. Otra la hizo José Pérez quien visitó a su nieto y a su esposa en el camposanto el domingo y le advirtieron que había otros dueños reclamando el espacio.

“Aquí la gente viene y entierra sus muertos y después se pierden. Cuando vienen dicen que se los sacaron. Lo primero que hace la gente es decir que no consiguen su tumba, pero los muertos están ahí. Si hablas de profanaciones para robarse las cabezas eso se da en todos los cementerios del territorio nacional”, explicó el presidente de la cooperativa Asocotracen, que sirve de intermediaria para vender los terrenos en la necrópolis que regenta la Alcaldía de Libertador.

Debido a las profanaciones constantes se creó la Comunidad de Usuarios y Amigos del Cementerio General del Sur que asegura que año tras año hay un libro de sugerencias que se llena con todas las quejas de los dolientes, pero jamás obtienen respuesta. El creador, que prefirió no revelar su identidad, también denunció que el monumento del expresidente Crespo estaba completamente abierto el domingo cuando se había clausurado para evitar que se robaran más piezas de la osamenta.

Se contactó al actual presidente de Cementerios y Servicios Funerarios Municipales de Libertador, Julián Alcalá, pero el funcionario alegó que no podía declarar sin autorización sobre estas denuncias.

Lo legal
Otman Quintero, ex gerente de Cementerio General del Sur, explicó que hay mecanismos legales para el uso y la reutilización de parcelas. Uno es "la profundización" que consiste en que una familia que, por ejemplo, tenga  tres puestos puede colocar a los tres difuntos en bolsas forenses y meterlos en un solo puesto, para liberar los otros dos.

Si la persona falleció en un hecho violento y se está en investigación no se puede realizar esta acción hasta que se tenga la autorización de los tribunales; sin embargo, Quintero explicó que con aquellos cuerpos que no son reclamados se puede realizar una coordinación con la Fiscalía Superior del Área Metropolitana, como ocurrió en una oportunidad, para despejar la terraza y enterrar a todos los cuerpos en una fosa común.

“Este trámite debe realizarse en presencia de la medicatura forense”, señaló Quintero. Aunque el cementerio es municipal, los deudos son propietarios de las parcelas.