• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Docentes con el virus obligados a dar clases

Muchos alumnos se reincorporan a clases apenas saliendo de la fase crítica de la enfermedad | FOTO LUIS LÓPEZ

Muchos alumnos se reincorporan a clases apenas saliendo de la fase crítica de la enfermedad | FOTO LUIS LÓPEZ

Igual que en Aragua, a los profesores no les dan reposo por tener chikungunya. El ausentismo escolar alcanza 30% en algunos casos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La  matrícula de la escuela bolivariana Guaicamacuto, en la parroquia Macuto, es de 1.300 alumnos; de ellos, por lo menos 400 no han acudido a clases por estar afectados por el virus chikungunya. De los 29 docentes del plantel, 10 presentan síntomas y aún con sus dolencias asisten a su centro de trabajo.

“Estoy afectada con la fiebre y así he tenido que venir, al igual que varios docentes porque no quieren que faltemos al trabajo”, dijo una maestra de guardia de este centro educativo.

Aseguró que están obligados a cumplir con sus labores porque no hay reposo para los docentes que resulten afectados con la enfermedad: “Tenemos que venir a trabajar aun con fiebre y dolencias”.

La situación es similar en la escuela estatal Hugo Domínguez Sánchez, donde la matrícula es de más de 500 alumnos y por lo menos 25 docentes cubren los 2 turnos. “Aquí vienen las maestras engarrotadas y con fiebre, y los alumnos también están asistiendo a clases a pesar de estar afectados o recién saliendo de su cuadro crítico", dijo un profesor del plantel.

De las 305 escuelas públicas de la región, 51 están ubicadas en la parroquia Carayaca. Edgar Santos, directivo del Sindicato Nacional Fuerza Unitaria Magisterial, señaló que en la mayoría de los centros educativos de esa zona hay ausentismo de docentes y de alumnos. "Es difícil no estar afectado porque en cada familia 90% se ha enfermado”, afirmó.

Añadió que, en la escuela Barrio Nuevo, de los 16 docentes, 8 se han enfermado de chikungunya y que 30% de la matrícula escolar (de 150 alumnos) está enferma. “Aquí por todos lados encuentras gente enferma”, aseveró.