• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Docentes de la UCV proponen fondo petrolero para el ciudadano

Los profesores plantean ejecutar un plan para reducir la inflación a un dígito en un lapso de tres años

Los profesores plantean ejecutar un plan para reducir la inflación a un dígito en un lapso de tres años

Académicos presentaron una serie de soluciones para salir de la crisis, centrada en reducir el poder del Estado sobre los ingresos nacionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los profesores de la Universidad Central de Venezuela decidieron ir más allá de la crítica y dar un aporte desde la academia. Ayer presentaron públicamente una propuesta para solucionar la crisis económica del país, centrada en generar una serie de políticas públicas que limite el poder del Estado y le de mayor potestad al ciudadano.

La necesidad de ofrecer planteamientos al país nació en el núcleo de la Asociación de Profesores de la UCV, en conversaciones con el economista y docente de la casa de estudios, José Guerra.

“Queremos que esto sea un cuerpo de ideas que sea asumido y debatido por la sociedad, para convertirse en un gran proyecto que dé esperanza de que en Venezuela es posible salir de la crisis. La universidad tiene la misión de contribuir a esclarecer los problemas nacionales”, expresó el presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, Víctor Márquez.

Guerra, quien fungió como director de la Escuela de Economía de la UCV, aseguró que el país requiere de un nuevo modelo económico que promueva el crecimiento y baje la inflación. La propuesta de los ucevistas se basa en elevar el nivel de vida de los venezolanos a través de una política fiscal "sana", con independencia del Banco Central de Venezuela.

“Lo que está pasando en Venezuela es que se imprime dinero en lugar de estimular la producción de bienes. Este año la liquidez creció 70%. Este financiamiento con dinero del Banco Central está empobreciendo a la gente. Estamos hablando de un agotamiento del modelo”, advirtió el especialista.

Los docentes plantean la creación de un fondo de ahorro que permita estabilizar el valor de la moneda y los precios. Guerra señaló que mientras el precio del petróleo está cayendo, el país no cuenta con una base productiva diversificada ni con impuestos no petroleros que sirvan de colchón.

“El país recibió millones y millones de dólares y no ahorró un céntimo, sino que más bien se endeudó. Si hubiésemos destinado 0,5% a un fondo de ahorro no estuviésemos pasando por estas penurias”.

A juicio de los docentes, es necesario “desmontar el Petro-Estado y darle poder al ciudadano”, a través de la entrega directa a cada venezolano de una parte del dinero que genere la renta petrolera.

“Que esos fondos vayan al ciudadano y no pasen por intermediación del Estado. Para que sean esos ciudadanos los que vigilen y ejerzan mayor control sobre la empresa petrolera. Quisiera ver a los venezolanos recibiendo directamente su participación de la renta petrolera, para que lo invierta en educación o en salud”.

En ese sentido, proponen la creación de un régimen de asistencia social, encaminado a la provisión de transferencias directas en efectivo a los hogares más pobres, lo que a su juicio ahorraría los costos que conllevan los grandes sistemas de atención como los mercados Mercal o Bicentenario.

“Tenemos una maquinaria paquidérmica de un conjunto de mercados, en lugar de darle la misma cantidad de dinero o más a cada ciudadano para que compre lo que él necesite”, dijo Guerra.

Los profesores plantean ejecutar un plan para reducir la inflación a un dígito en un lapso de tres años; así como aumentar gradualmente la producción petrolera a 60.000 barriles anuales durante cinco años.

También sugieren implementar un tipo de cambio competitivo que promueva la diversificación de la economía, y estimular la exportación eliminando las restricciones arancelarias.

En materia social, consideran que es necesario reorientar el gasto público en beneficio de la educación, la salud y la infraestructura.

Frente al deterioro de la educación pública y el sistema sanitario, destacan la importancia de relanzar un programa de becas para capacitar en el exterior a los profesores de educación superior, y descentralizar los servicios de salud.