• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Directivo de hospital admitió muerte de 90 neonatos

La secretaria general de la Gobernación del Táchira, dijo que la médico residente que ofreció las estadísticas lo hizo sin autorización y que “se tomarán las medidas y los correctivos para esta doctora

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Manuel García, director médico del Hospital Central de San Cristóbal, negó la información ofrecida por residentes de ese centro asistencial en relación con la muerte de 153 neonatos entre el 1° de enero y el 31 de mayo de este año. Indicó que poco menos de la mitad de los bebés que fallecieron fue referida de otros centros asistenciales y no nacieron en el Hospital Central de San Cristóbal.

“De esas muertes neonatales hay que depurar de 60 a 66 muertes de niños que fueron referidos, de entes públicos como privados, que van muy enfermos a morirse al hospital debido a las complicaciones maternas o del neonato, como bajo peso, sepsis o inmadurez. Solo 90 nacieron en el hospital”.

García calificó de temerosas las declaraciones de Orlymar Torres, médico residente del Hospital Central, quien el martes pasado, con el respaldo del resto de residentes, ofreció las estadísticas de neonatos atendidos y fallecidos en ese centro asistencial.

Aseguró que hubo un aporte de alta tecnología del Ministerio de Salud con 11 incubadoras térmicas y de transporte, además de la reparación de otras 26 que hizo en el Instituto de Beneficencia Pública Lotería del Táchira.

“Reconocemos el hacinamiento por alta incidencia que hay en nuestra institución en el área de neonatología y sobre eso estamos trabajando”, afirmó.

La residente que dio la información denunció que los bebés compartían cama o cunas bajo el riesgo de contaminación entre niños. Dijo que en el área hay casos de dengue y neumonía.

“A mediano plazo vamos a tener operativas nuestras unidades de Recién Nacidos y de Pacientes Neonatales.

Miriam Febres, secretaria general de la Gobernación del Táchira, dijo que la médico residente que ofreció las estadísticas lo hizo sin autorización y que “se tomarán las medidas y los correctivos para esta doctora”. No precisó las acciones y aseguró que los datos suministrados causaron alarma.