• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Desinformación y fallas de logística prevalecieron en simulacro de tsunami

Evaluaron la efectividad de la comunicación entre los organismos | Foto AVN

Evaluaron la efectividad de la comunicación entre los organismos | Foto AVN

Con dos horas de retraso comenzó el operativo de movilización y comunidad de Naiguatá, en Vargas, que no atendió sistemas de alerta 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Solo 62 personas del sector La Esperanza, de una comunidad de más de 300 familias, fueron movilizadas durante el simulacro de tsunami realizado en  la parroquia Naiguatá como parte del ejercicio internacional Caribbean Wave organizado por el Inameh y Funvisis. Desde las 9:00 de la mañana 120 funcionarios de Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja, Policía, voluntariado de radiocomunicaciones y funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana estuvieron atentos a la alarma que se activaría para simular que un sismo de magnitud 8.5 entre Costa Rica y Panamá generaría amenaza de maremoto en las costas del país. A las 11.00 am fue cuando se logró que algunos vecinos se incorporaran al sistema de alerta.

En los postes de electricidad estaban colocados unos parlantes que emitirían un sonido de alerta, pero no hubo respuesta alguna de los vecinos. Una de las patrullas policiales debió hacer un recorrido con las sirenas encendidas para que la comunidad se movilizara, pero fue dos horas después que fue posible evacuar a los participantes hasta el núcleo de la Universidad Simón Bolívar.

El martes en la noche se le había notificado a la comunidad que el evento había sido suspendido porque para ayer se esperaba la visita del presidente Nicolás Maduro, por lo que muchas familias habían descartado participar. “Avisaron que la actividad no se realizaría y después aparecen un día después anunciando que sí. La gente se dispuso a sus asuntos personales y se olvidó de ese evento”, dijo Suyín Lira, vecina del sector que estaba preparada para participar en el simulacro.

Para Mireya Salazar y Noely Pérez la práctica fue interesante aunque no hubo mucha participación de la comunidad. Los habitantes recorrieron un kilómetro y medio desde playa Pantaleta hasta la USB. En el lugar no hubo la logística programada ni transporte para el retorno de los vecinos.

El general Luis Carrión Rojas, segundo comandante de la Zodi-Vargas, señaló que el simulacro requirió 6 meses de planificación: “Este es un ejercicio que ha organizado el Ministerio de Interior y Justicia, y se está realizando simultáneamente en seis estados; lo que se está buscando es preparar al pueblo para que esté en capacidad de enfrentar los desastres naturales. Lo que se acordó y se está realizando está basado en una situación de tsunami. Se hicieron charlas en los colegios, en la comunidad, instituciones y hoy estamos materializándolo”.

César Salazar Coll, viceministro de Gestión de Riesgo, señaló: “El ejercicio permitió constatar la eficacia en las comunicaciones entre el puesto de comando principal y los municipios y estados”. Agregó que más de 12.000 personas de los estados Anzoátegui, Falcón, Nueva Esparta, Zulia, Miranda y Vargas participaron en el simulacro, junto con comunidades de la costa de Colombia, Costa Rica, Panamá y Nicaragua.

Higuerote movilizado
El secretario de Prevención y Atención de Emergencias del estado Miranda, Víctor Lira, informó que más de 600 personas fueron evacuadas del área costera de Higuerote, por el simulacro de tsunami “Caribe Wave 2015”. En toda la región movilizaron a cerca de 2.500 escolares y 500 alumnos. 

“En el desarrollo de este ejercicio internacional, Protección Civil con Bomberos y Policía del estado Miranda desalojaron a 350 personas de diferentes escuelas y comunidades de la línea de costa, incluso a personal de la alcaldía y Concejo Municipal”, aseguró.

Explicó que aquellas edificaciones con más de tres pisos se evacuaron de manera vertical; de forma horizontal, las que tenían solo uno o menos. “Las personas desalojadas fueron llevadas hasta dos puestos de refugios: uno, ubicado en la entrada del sector Los Dos Caminos, y otro, al frente de la sede de la Policía Vial de Higuerote en la que recibieron atención, hidratación y charlas en materia de tsunamis y autoprotección”.