• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Desatención de pacientes crónicos viola el derecho a la salud

Sin reactivos no es posible realizar diagnósticos en el Banco de Sangre / Omar Véliz

Sin reactivos no es posible realizar diagnósticos en el Banco de Sangre / Omar Véliz

La escasez de reactivos para preparar quimioterapias o hacer pruebas de laboratorio limita la atención

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escasez de por lo menos 15 fármacos para quimioterapia, varios antirretrovirales contra el VIH, la inactividad en 14 de las 19 salas de radioterapia públicas existentes, así como la falla en la dotación de reactivos para pruebas de laboratorio limitan la atención de quienes tienen una afección que amerita cuidados de por vida.

A juicio de Alberto Nieves, director ejecutivo de Acción Ciudadana Contra el Sida, los problemas en los centros asistenciales dependientes del Ministerio de Salud vulneran los derechos a la salud y la vida garantizados en la Constitución.

Nieves relata que a las pacientes con VIH que están embarazadas se les exige la compra de kits de bioseguridad para atenderlas en el parto porque los hospitales no los tienen. Cada equipo está valorado en 12.000 bolívares, aproximadamente, lo que contraviene la garantía del acceso a la salud pública y gratuita.

“Desde hace más de un año no hay sucedáneos de leche materna, por lo que las madres con VIH de escasos recursos no la obtienen y no tienen con qué comprarla. La atención hacia el paciente con VIH y sida en el país es mala. Las personas siguen denunciando que son discriminadas en los servicios de salud. Hay negativa de atención y maltrato verbal”, expresó.

Nieves asegura que la crisis también vulnera derechos establecidos en pactos sociales y económicos suscritos por Venezuela, que garantizan el  acceso a los avances, a la ciencia y la tecnología. El activista narró las penurias por las que atraviesan los pacientes para controlar la enfermedad.

En Mérida, por ejemplo, no hay especialistas, como infectólogos o inmunólogos, y en Bolívar, las personas hacen colectas para enviar las muestras a Caracas. Lo mismo ocurre en Lara, que manda las muestras a Zulia y Carabobo, pero como no hay reactivos no se pueden hacer las pruebas en ninguna parte”, señaló.

El director de ACCSI recordó que el Tribunal Supremo de Justicia ordenó al Estado en 1999 la entrega permanente de antirretrovirales, la práctica de pruebas de laboratorio y la atención a las personas con VIH y sida. Sin embargo, se registran fallas en el cumplimiento del mandato desde hace ocho meses.

Banco de Sangre

La situación de los pacientes crónicos se agrava con el anuncio de cierre técnico del Banco Municipal de Sangre, centro de referencia nacional ubicado en Caracas, en el que se practican pruebas hematológicas que sólo están disponibles en el nosocomio caraqueño.

Nelly Vásquez de Martínez, directora del centro asistencial, advirtió que no tienen reactivos para pruebas de pacientes con enfermedades hematológicas, como leucemias, linfomas y mielomas; enfermedades hemorrágicas congénitas, como la hemofilia, con deficiencias de coagulación, trombosis y anemias hemolíticas, así como las pruebas de detección de VIH que se realizan en el instituto.

“En el Banco de Sangre se reciben 150 pacientes diarios, y muchos de ellos no son atendidos en ningún otro centro. Sin reactivos no podemos hacer diagnósticos ni preparar las quimioterapias. Son 9 laboratorios cerrados. El ministerio ha entregado hasta este año 122.000 bolívares, pero de manera irregular. No tenemos caja chica para resolver las emergencias o reponer los daños de los equipos”, declaró.

El DATO

La Ley de Presupuesto de 2013 señala que 2,1% del presupuesto ordinario del Ministerio de Salud, equivalente a 517.33 millones de bolívares, debe estár destinado al Programa Nacional de VIH/sida, bancos de sangre y enfermedades respiratorias