• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Desasistidos están los usuarios del Parque del Este

FOTO ARCHIVO EL NACIONAL

FOTO ARCHIVO EL NACIONAL

Carlos González, de 57 años de edad, murió ayer luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio. La ambulancia para casos de emergencias no estaba en el lugar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La velocidad y el recorrido de rutina en el Parque del Este no fue ayer la prioridad de los corredores. Desesperados, quienes se encontraban en el cafetín sur a las 6:20 am, intentaron asistir a Carlos González, de 57 años de edad, quien cayó al suelo debido a un paro cardiorrespiratorio. El golpe le rompió la frente. Mientras todos alrededor buscaban cómo ayudar, el hombre murió.

Un usuario corrió hasta su vehículo en busca de un maletín de primeros auxilios, pues en el lugar no hubo paramédicos que atendieran a González. Otros acudieron a la entrada del parque para pedirle a los vigilantes que llamaran una ambulancia. 25 minutos después aproximadamente, mientras algunos deportistas hacían esfuerzos para revivirlo, llegó una unidad de primeros auxilios de bomberos forestales que estaba en el Campamento Pajarito, ubicado en El Ávila. Dos funcionarios intentaron revivir a González, pero no tenían los equipos necesarios.

Un bombero, que declaró de forma extraoficial, dijo que no cuentan con el equipamiento necesario para atender fracturas, picadas ni infartos.

“En el parque solo hay una ambulancia con dos bomberos. Somos pocos para toda la población. La unidad no estaba en el lugar porque tenía una falla mecánica. El señor ingresó sin signos vitales al hospital Pérez de León. Lamentablemente no pudimos hacerle la reanimación cardiopulmonar porque no contamos con un desfribilador externo automático; ni siquiera teníamos guantes para agarrarlo, pues estaba sangrando”, explicó.

Sin embargo, no es la primera vez que se registra una situación similar en el Parque del Este. El 18 de diciembre de 2012 Héctor Flores murió de un infarto cuando caminaba, y en enero de 2013 otras dos personas fallecieron en similares circunstancias. En vista de estos sucesos el personal de Inparques anunció que iban a garantizar la atención médica a los usuarios, pero las personas que frecuentan el parque consideran que ese servicio es deficiente.


Deportistas consternados. Pese a que en las últimas semanas fueron inauguradas las áreas Patio de los Azulejos y las Cortinas de Agua en el Parque, ayer no fue un buen día para los usuarios del lugar, uno de los espacios urbanos más frecuentados por los habitantes capitalinos y por atletas élite que aprovechan los desniveles de tierra y de grama para mejorar sus tiempos en su preparación para competencias nacionales e internacionales.

Mientras algunas personas estaban conmocionadas por la muerte del hombre de 57 años de edad, llegaron varios autobuses con niños inscritos en planes vacacionales.

Se conoció que algunos clubs de corredores, que utilizan el parque como sitio de encuentro para planificar sus recorridos y entrenar, están planificando una protesta contra la falta de atención médica y la inseguridad que hay en el lugar que, según cifras oficiales, recibe 270.000 visitantes mensuales.

“No es justo que por la desatención médica que hay en el parque o por la inseguridad que se ha trasladado para acá abandonemos este espacio que nos hace desconectarnos de los problemas y que sirve para meditar, hacer yoga, correr, caminar, jugar basket y compartir con la familia”, manifestó una de las usuarias.

En la sede de Inparques, ubicada frente al Parque del Este, no hubo quién diera información sobre los hechos de ayer. De allí remitieron a la coordinación, en el área de biblioteca, pero la coordinadora Josemith Paredes no se encontraba en la oficina. Posteriormente se le llamó varias veces, pero no fue posible establecer comunicación, pese a que se le dejaron varios mensajes.


Desprotegidos
La delincuencia en el Parque del Este es uno de los temores de los usuarios. “Estos hurtos y arrebatotes en el parque son el pan nuestro de cada día, lamentablemente”, dijo Gustavo Pérez López. Ayer, mientras algunos deportistas trataron de asistir a Carlos González, quien sufrió el infarto, varios vehículos fueron abiertos. Por lo menos cuatro personas manifestaron al personal de vigilancia que entre las 6:00 am y las 9:00 am les hurtaron pertenencias de sus automóviles. Rafael Mazutiel fue uno de los afectados: “Me abrieron el carro y se llevaron mi cartera y ropa deportiva que tenía en un bolso. Asumo que fue con un control porque la puerta no fue violentada”.

Raquel Scharssenorth, miembro del Comité de Usuarios del Parque del Este, constantemente recibe comentarios de personas que han sido víctimas de la inseguridad en el lugar.

“El dispositivo de seguridad que desplegaron en el parque fue una burla al usuario. Ningún plan de seguridad va a servir si no perdura o si no hay una coordinación entre el personal de vigilancia y los funcionarios. Una de las irregularidades que hemos visto es que entre la guardia que está asignada hay personas mayores o en silla de ruedas”, reclamó.

El 8 de marzo los vehículos de cinco personas fueron abiertos mientras entrenaban en el Parque del Este. De los carros se llevaron prendas de vestir, zapatos y otros artículos deportivos. A raíz de hechos como esos algunos deportistas han dejado de entrenar en el Parque del Este.


ElDato
· Si va a realizar un ejercicio cardiovascular es importante que antes consulte con un médico sobre su estado de salud.
· Trate de entrenar en grupo y si lo hace solo notifíquelo a familiares o amigos.
· Entre sus artículos personales tenga el número de una persona para contactar, en caso de emergencia.